Anteriormente ya había hecho un review sobre la mochila para fotografía Lowepro CompudayPack. Mi opinión se basó sobre el poco uso que le dí, unos días nada más, cosa que cambió con el pasar del tiempo.

Poco tiempo después de haberla comprado, estaba planeando un viaje de vacaciones al sur (Patagonia Argentina). Pensé que sería un buen lugar para probarla, ya que estando de vacaciones es un buen momento para tener la cámara de fotos encima todo el día. Así que, con todo mi humilde equipo, me fui de vacaciones.

Al principio todo iba bien, hasta que a los pocos días me dí cuenta que definitivamente no me estaba resultando práctica. ¿Porqué? Básicamente porque no era cómodo andar sacando la cámara de la mochila cada 5 minutos en el medio de una caminata por un sendero. Si bien podría haberla tenido colgada, a veces en una caminata se complica por miedo a un golpe, la tierra, etc.

Mochila para fotografía Lowepro compudaypack

El sistema que tiene para guardar la cámara no es la ideal para andar sacandola a cada rato. Creo que está más pensada para andar por la ciudad y tener la cámara a mano por si en algún momento queremos sacar una foto, y también llevar una notebook encima (si ya se, se llama Compudaypack…).

En conclusión, para andar todo el día con la cámara encima pero sin necesidad de sacarla a cada rato, esta mochila cumple su función. Tiene buen espacio para llevar libros, accesorios, etc, pero el acceso a la cámara no es el más veloz, a comparación de la serie Slingshot de Lowpero, si precisamos nuestro equipo rápidamente.

Ideal para tener nuestra cámara con una notebook, algún lente más, cargadores, cables, y porque no, algún libro, y más que nada, uso urbano