En nuestro anterior artículo, describíamos brevemente los modos P, S, A y M y nos concentrábamos sobre el modo Manual.

En esta oportunidad, merced a un intercambio interesante de opiniones y críticas por dicho artículo, describiremos el Modo P, que como se esboza en el título nos tiene reservado un plus, que es de agradecer.

Como ya sabemos, en el Modo P, la cámara ajusta automáticamente la velocidad y la apertura de diafragma, para obtener una exposición óptima, en la mayoría de situaciones. También nos deja control sobre la sensibilidad ISO, los modos de enfoque (matricial, ponderado al centro, puntual, etc;) y la posibilidad de activar el flash o no.

Sin lugar a dudas este modo nos facilita muchísimo la tarea, lo que nos permitirá concentrar en otros aspectos fotográficos, como lo es el encuadre y la oportunidad del disparo que no es poca cosa.

Pero qué pasa si ante una situación particular queremos modificar las condiciones de disparo que nos presenta el Modo [P]rograma. Por ejemplo: fotografiar un niño haciendo piruetas en su skate. Sólo debemos girar el dial de la cámara y automáticamente pasamos al Modo [P*]rograma Flexible.

Modo [P*]rograma Flexible

Si giramos el dial de control hacia la derecha, nos permitirá modificar la apertura de diafragma y usaremos aperturas abiertas (números f bajos) y velocidades de obturación altas.

Si lo hacemos hacia la izquierda, usaremos aperturas de diafragma cerradas (números f altos) y velocidades de obturación bajas.

En ambos casos el Programa Flexible de la cámara seleccionará la mejor combinación, en este caso, teniendo en cuenta nuestra preferencia. En todos los casos de combinación posibles se obtiene la misma exposición. La cámara compensará lo necesario para que así sea.

Volvamos a los ejemplos para mostrarlo de forma práctica.

Un ejemplo

En el caso del niño en skate, el objetivo podrá ser:

  1. Congelar el movimiento: para ello debemos buscar velocidades de obturación altas, por lo que deberemos girar el dial hacia la derecha para obtener velocidades de obturación altas que se consiguen con diafragmas bien abiertos (números f bajos, f/2,8 o f/3,5), que también nos da profundidad de campo pequeña. O,
  2. Desdibujar el movimiento: para dar la sensación de velocidad, giraremos el dial hacia la izquierda para obtener velocidades de obturación bajas a través de dafragmas cerrados (números f altos, f/11, f/16) y profundidades de campo grandes.

Otro ejemplo: Barrido o Paneo

Podemos imaginarnos también estar en una carrera de autos y querer realizar un barrido o paneo. Esto nos permitirá congelar el movimiento del auto en su trayectoria de traslación, pero mostrar desdibujadas las ruedas dando el efecto de velocidad deseado. Todos sabemos que en semejantes circunstancias no tenemos mucho tiempo para decidir la mejor combinación. Pues dejemos que el modo P* nos ayude. Fijemos una velocidad intermedia de tal manera de congelar el movimiento de traslación del auto, digamos 1/100 y disparemos. La apertura la elegirá la cámara. Pero para no equivocarnos podemos realizar un par de disparos más, girando el dial hacia la izquierda y hacia la derecha y obtendremos velocidades más bajas y más altas respectivamente con el movimiento de nuestro pulgar derecho sobre el dial de la cámara sin despegar el ojo del visor y haciendo el paneo. Total, la cámara se encarga de todo, hasta de satisfacer nuestros caprichos. 😉

Por las dudas, no olvidar subir el ISO de tal manera de tener un amplio rango de selección de velocidades.

Foto: Claudio Fuentes (Dinotuchi). Ganadora del Desafío Fotogeek de Julio. ¡Gracias Dino!.

No podemos quejarnos de la versatilidad de este modo especialmente si tenemos situaciones diferentes de captura y que suceden a cada momento.

¿Una falacia?

Por cierto, ante semejante posibilidad y en el fragor del trabajo del fotógrafo que debe prestar atención a la técnica y con la oportunidad del disparo (foto que se pierde puede llegar a costar un trabajo, especialmente a los fotógrafos de deportes y corresponsales de guerra o similares), no me cabe duda que los Pro usan este modo y no por ellos son menos profesionales, al contrario, se concentran en el entorno, las circunstancias y la oportunidad y dejan la técnica al cerebro inteligente de sus cámaras, al menos en el terreno distinto de la fotografía de estudio donde hay más tiempo y comodidad para la sesión fotográfica.

¿Podemos decir entonces que se es Pro por usar solo el Modo M?¿O dicho de otra forma no se es Pro por usar el modo P?

De otro modo ¿para qué nos sirven los adelantos tecnológicos en nuestros equipos?