Todo aquel que haya tenido un pequeño tránsito por el mundo de la fotografía, conoce que existen distintos modos o programas básicos en el manejo de las cámaras fotográficas, a saber:

Modos Nikon D40

[A]utomático: como su nombre lo indica la cámara se ocupa de todo, incluso de preparar el flash si fuera necesario, solo debemos apuntar y disparar.

[P]rograma: similar al automático, la cámara elige el mejor Programa (combinación de velocidad y apertura de diafragma) disponible para la escena a fotografiar, se puede seleccionar la sensibilidad ISO deseada. Es decir hay un mínimo control.

[S]peed (Velocidad): Similar a Programa pero se tiene el control de la velocidad y el ISO, la cámara elige la apertura de diafragma adecuada para la velocidad seleccionada.

[A]pertura: Idem modo S, pero a la inversa, se tiene el control de la Apertura e ISO y la cámara seleciona la velocidad adecuada.

[M]anual: podemos seleccionar Velocidad, Apertura e ISO.

Pero seleccionando el modo M, ¿estamos en control total de la toma? Eso depende…

Tenemos dos situaciones:

  1. Cuando miramos a través del viewfinder podemos observar que la cámara nos indica la velocidad y diafragma seleccionados, pero también a través de una escala, indicador, o similar nos advierte si la escena está sobre o subexpuesta, no tenemos mas que ajustar la velocidad o la apertura, lo que elijamos, hasta lograr la exposición correcta indicada por el fotómetro a través de la escala y disparar. En definitiva lo que hacemos es realizar nosotros el trabajo que hace la cámara en los modo [S] o [A] según el parámetro que corrijamos, pero siempre de acuerdo a las mediciones y ajustes de las combinaciones que dispone la cámara en su memoria interna. La foto sale correctamente expuesta.
  2. Cuando miramos a través del viewfinder, seleccionamos la velocidad y el diafragma y no importa lo que marque el fotómetro, disparamos según nuestro propio criterio, normalmente a propósito sobre o subexponiendo la escena. La foto sale correctamente expuesta, de acuerdo a nuestro criterio, según lo que quisimos lograr.

Visor de la cámara

No cabe duda que el modo Manual se aplica solamente a esta última situación donde realmente se está en control de la toma, pero no porque se manejen las variables de velocidad y diafragma en la cámara, sino porque se conoce cabalmente cuál es la combinación correcta de estas variables, acorde a la sensibilidad ISO adecuada, para obtener esa toma que está en nuestra cabeza y plasmarla en la imagen. Es decir se está en control total cuando se conoce cómo medir y manejar la luz del entorno que nos rodea y cómo se lo interpreta a través de la acertada selección de las variables fotográficas.

La era digital nos obsequió poder conocer casi en tiempo real el resultado de nuestra selección y poder corregirlo si no fue el adecuado, una gran ventaja.

Modos Nikon FA

Aún en la epoca analógica, con mi querida Nikon FA podía seleccionar el modo P, S, A o M y trabajar tal y como se describe arriba, claro que tenía que revelar la película para saber si todo había ido bien. ¿Pero qué ocurría si se nos acababa la pila o batería de la cámara? Pues la única opción era el modo Manual, sin medición y con el disparador mecánico (M250).

¿Cuántos de los que sacan en [M] tienen el conocimiento necesario y usan sus propios ojos como fotómetro, en vez del de la cámara para tomar la foto?

Entonces, ¿cuando realmente estamos en [M]anual?

Ustedes, ¿qué opinan?