Finalmente llegó mi lente. Por suerte lo pudieron comprar el último día en un recóndito local de fotografía.

Adentro de la caja

Como todo lente de nikon (al menos de la gama que conozco hasta ahora), el lente viene en una caja de cartón, color dorado, que proteje bastante bien el lente con unos cartones en el interior como los que se usan para los huevos (si usan eso debe ser bueno!). Adentro de la caja encontraremos: El lente, manual, garantías, algún folletito de menor importancia, un parasol para el objetivo, el lente Nikon AF-S ED DX VR 55-200mm (obvio!), una funda de paño para guardar el lente, y las tapas para proteger ambos lados del lente.

Primeras pruebas

Lamentablemente hoy llegué tarde a casa por lo que ya era de noche, lo cual no me ayudó mucho a la hora de probar el lente. Sin embargo pude realizar algunas pruebas desde mi balcón hacia la calle para ver de que se trataba esto de VR (Vibration Reduction). Según el manual dice: “Modo de reducción de vibración (VR): Se puede realizar fotografías con velocidades de obturación de aproximadamente 3 pasos* más lento de lo que podría hacerlo sin usar un objetivo VR. También es posible realizar panorámicas. (*Bajo condiciones de medición de Nikon. Los efectos de la reducción de la vibración varían dependiendo de las condiciones individuales y del fotografiado)”.

No entendí lo de “Tambíen es posible realizar panorámicas”. Pero decidí montarlo con cuidado en mi Nikon D80 y disparar un par de fotos.

La mejora es evidente entre el uso de VR y la ausencia del mismo. Las fotos fueron sacadas siempre bajo el mismo modo, tratando de no variar la posición en lo más mínimo. Sólo desactivando o activando el VR.

La verdad que después de la primer prueba no lo podía creer. Se escucha un leve zumbido que sale del lente cuando uno mantiene apretado el disparador y el VR está encendido. Con la segunda prueba los resultados fueron aún mejores.

Nikon AF S DX VR 55-200mm - Pruebas

Así funciona la cámara con VR

Funcionamiento VR Nikon

Para más info sobre la tecnología VR visita el sitio oficial de Nikon

Tengo que admitir que me quedé asombrado por este lente y el VR. Permitía sacar fotos a una velocidad de 1/15 en bajas condiciones de luz y que salgan perfectas!

En la segunda prueba entendí un poco mejor como funcionaba el VR (instintivamente). Básicamente parece ser que tiene un motor que hace alguna serie de movimientos y “retarda” y disminuye considerablemente las vibraciones y movimientos. Es por eso que cuando uno apreta el disparador por la mitad, ve que la imagen se mueve muy levemente “acomodándose”.

Seguí probando un poco más el lente y descubrí que si bien no hace magia está muy próximo a hacerla. Algunos movimientos muy amplios no los puede reducir, pero definitivamente es una excelente herramienta para sacar buenas fotos a bajas velocidades.