Volví de mis vacaciones, me senté al frente de mi PC ansioso por ver las fotos que había sacado. Eran más de 500, que finalmente quedaron en 460. Grande fue mi sorpresa cuando a partir de un determinado momento empiezo a ver algunas motas raras en ellas. Sí, efectivamente, mi cámara se había ensuciado y dispongo de una colección de aproximadamente 400 fotos con motas y puntitos negros.

A partir de allí me puse a buscar información respecto de la limpieza del sensor. En primer lugar quién podía hacerlo, cuánto me cobrarían, cómo quedaría, etc;. Los datos que obtuve indicaban que la experiencia de otras personas fue que le habían cobrado mucho dinero por el trabajo y no les había quedado bien. Dí entonces el próximo paso: hacerlo yo mismo.

Debo confesar que no soy habilidoso, pero sí persistente al límite de lo obsesivo. Me puse en la tarea de investigar cómo se hacía la limpieza y qué necesitaba para ello.

Empecé por buscar en “sitios oficiales”. Como mi máquina es una Nikon D40, hice las búsquedas en Google con ese parámetro. Esto me permitió conocer que las empresas especializadas desarrollaron líquidos recomendados para cada tipo de cámara (no de marca). Para ser mas claro, no es lo mismo un líquido para limpiar una Nikon D40, que el recomendado para limpiar una Nikon D200. Esto se debe a que los distintos modelos tienen una capa superficial protectora (coating) en el filtro, que hace que sea más difícil rayarlo. La D40 lo tiene, la D200 no. Mejor no lo pongamos a prueba… Intenté comprar los elementos específicos para realizar la limpieza, concretamente los productos de Photographic Solutions, pero no tuve éxito. No es posible mandarlos por avión ya que son inflamables. Por otro lado, es increíble tener que pagar más del doble del costo de los productos por su envío (si hubiera sido posible). Esto no me desalentó y seguí buscando alternativas. Hasta que llegué a este sitio que fue el que me sirvió de guía, al que aprovecho para agradecerle.

Los elementos que utilicé para realizar la limpieza fueron:

  • Hisopos descartables de algodón
  • Alcohol Isopropílico
  • Pera de aire
  • Aerosol de aire comprimido

Elementos para limpiar el sensor de una cámara de fotos

Paso a Paso

Nota 1: Los pasos que detallaré, se aplican a la Nikon D40, seguramente en otras máquinas el procedimiento será similar.

Nota 2: El sensor es un elemento delicado y muy importante de la cámara. Debe ser tratado con mucho cuidado y responsabilidad.

Nota 3: El alcohol isopropílico es una sustancia que debe manejarse con cuidado. Ver ficha de seguridad

Nota 4: La limpieza debe ser realizada en un lugar muy limpio y sin corrientes de aire. Decir que debe estar libre de polvo, más que una obviedad es una utopía.

Nota 5: El riesgo de realizar esta tarea es personal… 🙂

Superado el temor y ansiedad incial, que nos invade a todos, debemos realajarnos y:

  1. Tomamos una foto apuntando al cielo (debe ser uniforme, sin nubes) con estos parámetros: Modo Manual, Enfoque Manual desenfocado al infinito, f 22 o la apertura más chica (f grande), ISO 200 o la más baja que tenga la máquina.
  2. Procesamos la foto en Photoshop, Lightroom o similar. Ajustamos niveles y exposición de tal manera de poder ver las motas de polvo o suciedad. Ver fotos mas abajo. Recordar que lo que vemos en la foto está invertido en el filtro del sensor, en lenguaje coloquial: “está patas arriba”. Esto debemos tener en cuenta para concentrar nuestra limpieza en los lugares donde veamos las motas.
  3. Soplamos la cámara externamente, sí, el cuerpo y el lente. Dediquen especial atención a los lugares donde hay juntas o intersticios, por ejemplo: montura del lente, perillas, etc;. Creanme que se acumula mucho polvo que luego podrá entrar al interior de la cámara que es lo que queremos mantener limpio. Yo lo hice con el aerosol que tiene buena presión para esto.
  4. Encender la cámara y bloquear el espejo. Menú > Configuración > Bloqueo Espejo. ¡Cuidado! La cámara debe tener la batería cargada a full. De todas maneras Nikon prevee que si nos queda poca batería, solo el último segmento, nos impide realizar el bloqueo del espejo inhabilitando la opción. No queremos que el espejo se cierre por falta de batería cuando estamos pasando el hisopo, ¿no?.
  5. Seguir la instrucción en el LCD de la cámara: Realizar un disparo. Con ello se bloquea.
  6. Sacar el lente.
  7. Podrán ver que una superficie brillante al fondo de la cámara. Esto es lo que debemos limpiar. En realidad es un filtro (paso bajo) que está delante del sensor.
  8. Tomamos un hisopo con 1 o 2 gotas de alcohol isopropílico (depende como esté de sucio) y lo pasamos desde un borde a otro. En mi caso lo hice en ambos sentidos, horizontal y vertical, con preferencia al horizontal. Me concentré en los bordes intentando sacar el polvo que allí había. Es muy importante no mojar el sensor para no dejar vetas cuando se seque, debe estar húmedo simplemente. Repasar cuantas veces sea necesario.
  9. Apagamos la máquina. Se desbloquea el espejo.
  10. Reponemos el lente.
  11. Sacamos nuevamente la foto del paso 1 y repetimos el paso 2. Verificamos la eficiencia de nuestra limpieza. De ser necesario repetimos la operación.

Algunas recomendaciones:

  • Limpiar el monitor. No será la primera vez que veamos una mota supuestamente en el sensor, cuando en realidad está en nuestro monitor.
  • En caso de haber mojado el sensor, no preocuparse, se evapora rápido. Pero para que no queden vetas secar con un hisopo seco suavemente.
  • No tocar el algodón con nuestros dedos, tenemos grasa a pesar de ser extremadamente pulcros y lavarnos las manos cada 5 minutos.
  • No tocar con el algodón la telita de pana (creo que es de pana o similar) que está alrededor del sensor, quedan las hebras de algodón y luego será muy difícil sacarlas, con riesgo de tener siempre un “pelito” o fibra dando vueltas en el interior de la cámara.
  • Personalmente creo que si nos queda alguna motita rebelde que apenas se nota, prefiero no insistir en el momento con la limpieza ya que podemos rayar el filtro y ahí sí que no tenemos vuelta atrás. Sugiero retocar con programas de edición las fotos e insistir luego, en otro momento. La ansiedad nos puede jugar en contra.

Les dejo las fotos del antes y después de la limpieza.

Sensor sucio

Sensor limpio

La diferencia en el color de las fotos se debe al distinto retoque que hice con las fotos para buscar el mejor contraste que delatara la existencia de suciedad.

Espero haber contribuído algo con Uds. y quedo a la espera de comentarios.