Hace algunas semanas volví de un gran viaje por Europa. Estuve viajando por Londres, París, Barcelona, Florencia, Venecia y Roma durante 30 días por mi Luna de Miel.

Tuve, como en todo viaje, que organizar mi equipo fotográfico y decidir que llevar y que no. Y no sólo eso, sino aparte decidir en donde llevarlo.

La elección de una mochila o bolso para fotografía es algo que todos experimentamos tarde o temprano. Dependiendo del tipo de viaje es que deberíamos elegir una u otra cosa. Para un viaje a Europa de esa duración en los cuales se va a caminar y mucho, pensé inicialmente en un bolso bandolero. Y fué así que compré el KATA DC-443. No tardé demasiado en darme cuenta que no era la mejor opción debido a que cargar el peso en un sólo hombro no era algo que iba a tolerar durante mucho tiempo. Ya que en mi viaje por Europa me iba a mover bastante con la cámara.

Opté por comprar una mochila más pequeña que la Kata 3N1-33. Quería llevar una mochila pequeña para no tener tanto equipo encima. Mientras más grande la mochila, más cosas uno lleva. Y controlar el peso que vamos a cargar es algo fundamental en este tipo de viajes.

Así fué que empecé a ver la Lowepro FlipSide 200, una mochila compacta, de tamaño reducido (equivalente a menos peso tanto por la mochila como por lo que podamos meter adentro). Un detalle que me hizo ir por la FlipSide 200 fué que el acceso al compartimiento principal está ubicado en la parte posterior de la mochila. Esto puede parecer una contra en cuanto a facilidad de acceso a las cosas dentro, pero es un gran punto a favor en cuanto a seguridad.

Características generales y equipo cargado

La FlipSide 200 es pequeña pero con espacios más que suficientes y bien aprovechados para cumplir su tarea. Posee un interior totalmente acolchonado y modular que permite ajustarlo a nuestras necesidades mediante una serie de “paredes” con velcro que permiten disponer del espacio como querramos.

Su construcción es muy buena, siendo resistente al agua leve (llovizna y humedad) pero no a la lluvia. Posee una serie de compartimientos muy útiles para ubicar las tarjetas de memoria, botella de agua y un pouch interno que sirve para guardar el resto de nuestras chucherías (adaptadores, cargadores, pilas, etc).

Su tamaño es tal que pude ubicar sin problemas en su compartimiento principal:

  • Nikon D7000 +18-135mm Nikon
  • 35mm f/1.8 Nikon
  • 50mm f/1.8 Nikon
  • Cargador original D7000
  • Filtro polarizador en su caja
  • Batería de repuesto
  • Dentro del pouch accesorios varios como pilas, franelas de limpieza, Apple Camera Conection Kit para iPad y otras chucherías.

Si bien leí por ahí que un iPad no entra, yo pude hacerlo entrar perfectamente como se muestra en la cámara. El temaño para que entre de esta manera es justo.

Lowepro flipside 200

Lowepro Flipside 200

Lowepro Flipside 200

Comodidad de la Flipside 200

10/10. No puedo decir otra cosa. Usé esta mochila todos los días que estuve recorriendo Europa (30 en total) y nunca me resultó incómoda. La parte que apoya la espalda es súper acolchonada haciéndola muy cómoda. Su tamaño reducido hace que tengamos que elegir bien que llevamos y que no en un viaje con esta mochila, lo que significa no cargar peso de más en nuestros hombros. Con la mochila cargada todo el día a tope nunca sentí molestia alguna más que alguna cosa normal y muy leve al final del día. Pero la realidad es que lo que te duele al final del día es todo el cuerpo de tanto estar parado caminando. Nunca sentí que la mochila haya sido molestia en ninguno de los 30 días que la usé.

A favor

  • Tamaño
  • Disposición interna para acomodar el equipo de manera flexible
  • Comodidad
  • Manija externa para agarrarla con la mano
  • Posibilidad de enganchar un trípode pequeño en su exterior mediante una lengüeta que sale de abajo
  • Red externa para llevar una botella de agua de fácil acceso
  • Compartimiento exterior para tarjetas de memoria (aunque nunca lo usé por miedo a que me las roben).
  • Acceso al compartimiento principal restringido (Para sacar algo de adentro si o si tenés que sacarte la mochila. No hay otros cierres en otra parte que no sean en la parte de atrás, donde apoyamos la espalda. Se gana seguridad a expensas de un poco de practicidad y velocidad).
  • Precio (50 USD en USA)

En contra

  • No es AW (All Weather). Si bien aguanta una llovizna, no viene con un cobertor para lluvia. Esto lo pude resolver utilizando el cobertor de lluvia que viene en el bolso bandolero Kata DC-443 que le va a la perfección.

Conclusión

Creo que la Flipside 200 se convirtió en mi mochila perfecta para viajes donde sé que voy a caminar bastante. En el caso de que viaje con auto y tenga la posibilidad de cargar más equipo llevaré mi Kata 3N1-33, pero para el resto de las ocasiones la Flipside 200 es ideal. Viviendo en un país como Argentina donde lo propio muchas veces se vuelve ajeno (por los robos), tener un plus de seguridad nunca viene mal, y la Flipside 200 me da un poco de eso.

Es cómoda y liviana, tiene un precio muy accesible en USA y muy malo en Argentina (unos 700 pesos / 170 USD). Su tamaño reducido nos obliga a pensar dos veces que llevar en un viaje.

En los museos no tuve problemas para entrar. Es sabido que en varios lugares, como el Vaticano, no dejan entrar con mochilas. Para ello hay que dejar las cosas en un locker. Inicialmente me dejaron pasar, luego más adelante me frenaron y me dijeron que debía dejar todo en el locker. En cuanto me acerqué al mostrador con mi mala cara y vieron que empecé a sacar tarjetas de memoria, baterías, cámara, lentes insistieron en ver mi mochila. Al ver que no era tan grande me dejaron pasar sin problemas.