Después de hacer algunas impresiones con mi Epson R290 y estar muy satisfecho con los resultados salvo con algunos papeles fotográficos, me quedé sin tinta en los cartuchos originales que me vinieron con la impresora.

Como definitivamente no iba a comprar cartuchos originales Epson ya que cada uno sale 40 pesos (12 dólares) y son 6 cartuchos (Cyan, Magenta, Amarillo, Negro, Cyan Especial, Magenta Especial), gastar 240 pesos (72 dólares) en cartuchos para una impresora que cuesta 500 pesos (150 dólares) no era una opción. Comprando dos veces los cartuchos ya pagué la impresora 🙁

Y antes de salir a comprar cartuchos alternativos, me tenté con la opción que ofrece la empresa Imprek. Un sistema continuo de tinta bastante práctico y económico comparado con las otras alternativas.

El sistema cuesta 200 pesos (60 USD) con 100ml de tinta por cada color. Cada 100ml extra de tinta cuestan 6 dólares por color, osea que rellenar los tanques de 100ml cuesta 120 pesos (36 USD). Si tenemos en cuenta que los tanques de 100ml tienen MUCHA más tinta que la capacidad de los cartuchos originales, podemos ver a simple vista que la solución es mucho más económica. Pero que pasa con la calidad?

En las pruebas que hice tuve algunas diferencias.

En el papel fotográfico chino que compré hace unos días los resultados fueron iguales que con las tintas originales de Epson.

Con el papel Húsares que también compré hace unos días los resultados fueron excelentes. Y esto es algo que me llamó la atención ya que con las tintas originales de los cartuchos que vinieron con la impresora, las impresiones fueron HORRIBLES. Sin embargo con la tinta que me vino en el sistema de tinta continuo de la empresa IMPREK las fotos quedaron perfectas.

La instalación del sistema no es complicado y está bastante bien explicado, aunque lleva algo de tiempo leer y llevar a cabo. Sin embargo no debería llevar más de 25 minutos tomándote tu tiempo para hacer todo correctamente. Lo que más me dificultó fue sacarle la tapa original al carro donde van los cartuchos y acomodar las mangueras para que no se traben con el movimiento del carro. Pero una vez que le tomás la vuelta son segundos ajustar todo.

Por ahora los mejores resultados los obtuve con el papel glossy de Húsares. La misma empresa Imprek ofrece papeles glossy y mate de diferentes gramajes y a precios bastante tentadores. En estos días haré algunas pruebas y les comentaré que tal resulta todo.

Por ahora estoy muy conforme con el sistema de tinta continua que compré hoy y si todo sigue así definitivamente lo recomiendo 🙂