Hace unos días decidí vender mi iPhone 6s para ir ganando tiempo, hacerme del dinero para comparar el iPhone 7 Plus.

Debido a que los tiempos de espera de entrega del nuevo teléfono de Apple está rondando las 3-4 semanas, es que tuve que usar un viejo iPhone 4 que tengo guardado. Algunas cosas que me llamaron la atención del uso de este teléfono de hace 6 años:

  • La batería sigue durando lo suficiente como para llegar al final del día. Por lo general llego a casa como a las 7 de la noche con un 35% de batería. Es lógico ya que tampoco lo uso tanto debido a lo poco que tiene para ofrecerme hoy en día.
  • El tamaño es perfecto para tenerlo en la mano y hablar, pero no para mandar mensajes.
  • Me desespera lo lento que se vuelve todo. Abrir una app tarda 4-5 segundos hasta que está disponible, a veces un poco menos. Un mensaje de Whatsapp, desde que me aparece la notificación hasta que se abre el hilo de la conversación y puedo responder significan unos 6-7 segundos de la nada misma. Y responder es exasperante. Escribo más rápido de lo que el teclado puede mostrar. Esto significa que un mensaje medianamente largo lo termino de escribir pero cuando termino, el teclado sigue escribiendo las letras que escribí de 1 a 2 segundos atrás.
  • Como es sólo 3G navegar no es muy rápido pero funciona.
  • iOS 7.2.1, la última versión disponible para este teléfono, parece increíblemente viejo comparado con iOS 10. Si bien fué la base del nuevo diseño de Apple, se nota la evolución y refinamiento del diseño del sistema.
  • Usar el cable de 30 pines para cargarlo no es tan placentero. Hay que embocarle el lado correcto y encima tengo sólo uno de esos cables por toda la casa, cuando de los lightning tengo por todos lados.
  • La cámara de fotos está lejos de tener el nivel de calidad de los nuevos modelos. Sin embargo tiene un buen nivel para ser un equipo de hace 6 años. Las imágenes son nítidas a pesar de todo.
  • Mi Apple Watch está huérfano desde que vendí el iPhone 6s. Sigue siendo usable para la gran mayoría de cosas, excepto atender llamados.