Distribución lineal y no lineal

En la época en que la fotografía solo era de film y se debía comprar un rollo de una determinada sensibilidad para cumplir con dicho propósito, existía un consenso generalizado entre quienes estaban inmersos en el mundo de la fotografía, de subexponer sus capturas. De este modo se lograban colores mas saturados.

Con la aparición de la era digital, tanto en la captura como en el revelado (post edición con software) este concepto se revisa a la luz de los resultados, especialmente cuando las capturas se realizan en RAW. En términos generales se sobre exponen las capturas, es decir se revierte el concepto de la “era analógica”. Basados en un interesante artículo extraído del libro Real World Camera Raw de de Bruce Fraser, se intenta dar un soporte técnico-académico a dicha afirmación.

Quizás la diferencia sustancial entre tomar fotos con rollos y con digitales, es la forma en que cada medio responde a la luz. La película responde como nuestros ojos, mientras que la digital no.

Si se expone en digital como se haría con película, se corren los riesgos de que la cámara no responda al rango dinámico y crear exposiciones cuyas sombras sean más ruidosas de lo que necesitan ser.

La película imita la respuesta del ojo, la que es altamente no lineal. Nuestros mecanismos humanos no se “sobrecargan”.

En cambio el sensor cuenta fotones de manera lineal. Esto significa por ejemplo que una cámara usa 12 bits para codificar una captura en 4096 niveles, por lo que el nivel 2048 representa la mitad del número de fotones registrados, se corresponden linealmente los niveles con el numero de fotones capturados.

La captura lineal tiene implicancias para la exposición. Si una cámara captura 6 stops de rango dinámico, la mitad de los 4096 niveles son asignados al stop mas brillante, la mitad de lo que resta (2048/2=1024) al siguiente stop, la mitad de lo restante (512) al siguiente, y así. De este modo el stop mas oscuro, las sombras extremas, están representadas por solo 64 niveles.

La exposición correcta en el momento de la toma

Si se subexponen las imágenes para evitar quemar las altas luces, se están desperdiciando bits de información que la cámara puede capturar y arriesgando introducir ruidos en los medios tonos y sombras.

La exposición correcta tiene la misma importancia en digital que con película, pero en digital la exposición correcta significa mantener las altas luces tan cerca como sea posible del extremo derecho del histograma, pero sin llegar a quemarlas.

Exposición fotográfica

Se debe tener cuidado con los histogramas de las cámaras ya que en general representan la imagen ya convertida a JPG con la configuración existente y no la RAW. La mayoría de las cámaras aplica un curva en forma de S a los datos base, es por ello que los JPG tienen una respuesta mas similar a la película. Así es que quizás en JPG el histograma diga que las altas luces estén quemadas cuando en realidad no lo estén.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es saber la relación de sensibilidad y cómo responde la cámara a las distintas configuraciones, de esa manera podemos establecer mejor si creerle o no al histograma.

Histograma

También se debe tener en cuenta el comportamiento del soft de edición respecto a la recuperación de altas luces. En la experiencia con Camera Raw y Lightroom ambos de Adobe, recuperan mucho mejor la parte derecha del histograma que la izquierda. Es decir trabaja mejor recuperando las latas luces, subexponiendo en la edición.

Con lo cual ante la duda y mejor trabajo y comodidad en la post edición, una recomendación a tener en cuenta es sobre exponer al menos 1/3 stop, que en caso de ser necesario luego se puede llegar a corregir.

Como todo es cuestión de experiencia, usos y costumbres.

¿Cuál es tu experiencia y uso en este aspecto?

Basado en: Captura en RAW, Gamma y Exposición de Bruce Fraser. Agosto de 2004. Ed. Peachpit.