Leanna Garfield para BI

Manhattan está llena de torres, pero la ciudad todavía tiene restricciones de altura en varios barrios.

Como una forma de superar estos mandatos, la firma de Nueva York Clouds Architecture Office ha propuesto un rascacielos extravagante que colgaría de los cables conectados a un asteroide. Dado que la torre no tocaría el suelo, los diseñadores dicen que evitaría las restricciones de altura máxima. (Sin embargo, es dudoso que la ciudad haya considerado leyes de zonificación para un edificio flotante.)

Llamada la Torre de Analemma, sería el edificio más alto del mundo – aunque, por supuesto, no hay planes para construirlo. Ostap Rudakevych le dice a Business Insider que la firma creó el diseño para imaginar lo que podría ser posible en el futuro.

En uno de los últimos eventos que tuve en los HQ de Google nos enseñaron que para poder construir el futuro muchas veces es bueno pensar en Ciencia Ficción. Una vez que se define cual es el objetivo se establecen diferentes instancias o pasos para poder llegar a ese objetivo. Luego se intenta ver a cual de esas instancias o pasos es realizable con la tecnología e información que se cuenta al día de hoy. Una vez que se logra ese paso se intenta apuntar al siguiente. Y así sucesivamente hasta que se llega al objetivo. Es pensar desde el futuro hacia acá y no desde acá hacia el futuro.