Hoy volvimos a sentir la emoción más grande que una persona puede sentir en la vida. Esa emoción que nos llena de lágrimas y le da sentido a nuestra vida. Hoy nació nuestra princesa.

Justina