No soy un gran experto en mochilas fotográficas pero he probado varias, incluido algunos bolsos,  como para saber cual podría ser ideal para uno u otro tipo de viaje. Y hay una regla que entiendo es universal en el mundo de la fotografía amateur y que le puede servir a más de uno. La mejor mochila es aquella que te permite llevar sólo el equipo necesario.

Y lo más importante de esa regla es justamente la última parte: “sólo el equipo necesario”. Esa es la parte más difícil de decidir que mochila utilizar.

Por lo general prefiero mochilas compactas que de alguna manera me obliguen a elegir cuidadosamente el equipo fotográfico que voy a llevar. También priorizo aquellas que permitan tener un fácil acceso al equipo y a los bolsillos accesorios para poder agarrar documentos, billetera o lo que sea que guarde además del equipo fotográfico. Y es dentro de esta definición que la mochila fotográfica de CaseLogic juega su partido.

Mochila fotográfica CaseLogic
El diseño es sobrio, con algunos detalles rojos y buena calidad de construcción.

El tamaño es bastante compacto, ideal para justamente cargar con una DSLR y algunos lentes, cargadores y accesorios. Y todavía con algo más de espacio para llevar elementos personales como billeteras o documentos. El diseño es muy sobrio con algunos detalles en rojo. Y la construcción se percibe de buena calidad.

Algunos compartimentos son accesibles desde la parte frontal de la mochila lo que en algunas situaciones pude llegar a ser un problema sobre todo con los robos. Hay otras mochilas como la Lowepro Flipside 200 donde todos los compartimentos están contra la espalda del que la lleva o de costado (sin poder acceder a la parte central de la mochila). Esto puede ser visto como un punto a favor o en contra ya que se gana seguridad a expensas de comodidad de acceder a los compartimentos. La decisión queda a gusto de cada uno.

Al ser bastante “gordita”, sobresale demasiado para mi gusto, aunque esto es lo que le permite mantener un tamaño relativamente compacto pero así y todo ofrecer una gran capacidad de carga.

Mochila fotográfica CaseLogic
Los compartimentos son amplios y pueden ser acomodados mediante paredes con velcro en base a las necesidades de cada situación.

En esta mochila entrarían de manera cómoda una DSLR con un lente 18-135mm más dos o tres lentes adicionales si acomodamos un poco las cosas. Esto implicaría un peso un tanto elevado para un viaje largo o donde estemos mucho tiempo con el equipo encima. Lo bueno es que el interior está hecho para proteger a nuestro equipo de manera adecuada y se puede acomodar en base a nuestras necesidades dado que las paredes internas tienen velcro. Esto permite hacer que algún compartimiento sea más grande o más chico para acomodar diferentes cosas que querramos llevar. En sí no es ninguna novedad ya que varias mochilas fotográficas permiten hacer esto. Y es bueno que esta no sea una excepción en este sentido.

Los bolsillos interiores abundan, habiendo un cierre en casi cualquier compartimento que veamos que nos permite guardar pequeñas cosas como documentos, dinero, tarjetas de memoria o cables.

La mochila Caselogic SLR Camera Sling es del estilo “bandolera” lo que significa que no tiene dos puntos de apoyo en los hombros sino uno solo. El mismo es bastante grueso para que justamente ese único punto de apoyo no moleste y se distribuya de mejor manera el peso. En lo particular no soy fanático de este tipo de mochilas dado que luego de un tiempo me terminan molestando al hombro y no se pueden cambiar de lado de manera fácil ya que implica sacar la bandolera y volver a ponerla para que quede cruzada para el otro lado. Esto no es nada práctico cuando estás paseando durante varias horas.

Mochila fotográfica CaseLogic
La mochila es del estilo “bandolera” con una única tira más gruesa para mejorar la distribución del peso en el hombro

Como un agregado, este modelo viene con un cobertor para la lluvia que es muy útil justamente para prevenir que se nos moje nuestro equipo fotográfico si nos agarra el agua a mitad de camino. Sin el cobertor, lo más probable es el agua pase ya que los cierres no tienen el tratamiento anti-lluvia que vemos en algunas camperas en las que el cierre está como detrás de unas “paredes” que repelen el agua. Seguramente ante una llovizna leve no pase nada, pero cualquier cosa superior a eso significará que algo de agua pase. Es por esto que el cobertor es un buen agregado que no todas las mochilas traen.

Mochila fotográfica CaseLogic
Se incluye un cobertor para la lluvia que no ocupa prácticamente espacio.

En conclusión, si estás buscando una mochila fotográfica liviana, compacta pero con algo de espacio adicional, contra la lluvia y que te permita llevar algo más que tu equipo, la CaseLogic SLR Camera Sling es una buena opción.