Finalmente llegamos a San Martín de los Andes. El avión aterrizó en horario a las 9.30 de la mañana en Bariloche, agarramos el auto y partimos a San Martín.

Hacía mucho calor. Demasiado tal vez. 38 grados. Teníamos la idea de escaparle al calor de la ciudad y nos encontramos con un verdadero infierno.

San Martín de los Andes

Comimos algo por ahí y salimos a caminar por el centro…imposible. El calor nos devolvió al hotel, más bien a la pileta.

Esperamos a que baje el sol y salimos a recorrer un poco el centro y comprar algunas cosas. Más tarde, tipo 12 de la noche, cenamos y nos volvimos al hotel. Estabamos muertos. Encima el sol no se pone hasta las 22.30, con lo que el día es eterno, no tenés ganas de cenar y te terminas acostando a cualquier hora.

Atardecer en San Martín de los Andes

Hoy arrancamos más temprano, desayunamos y ahora vamos a partir a algún lugar de las afueras para conocer un poco más.

El resto de las fotos acá