El día de ayer tuvimos una de esas lindas tormentas de verano con mucha actividad eléctrica. Algo que me gusta y disfruto es de ver y escuchar esos crujidos en el cielo.

En varias ocasiones en el pasado me dispuse a sacar fotos de esos rayos, aprendiendo y documentando el proceso.

En esta ocasión no tenía la réflex encima para probar de sacar fotos así que opté por el video del iPhone 7 Plus en cámara lenta para capturar el desarrollo de los rayos.

La calidad de imagen no es la mejor porque con tan poca luz el teléfono hacia lo posible por capturar lo que había. Aparte en cámara lenta de por sí la calidad baja. Esto generaba que el video tenga mucho grano. Más allá de la calidad, la captura del momento es lo importante. Y con eso no podría estar más satisfecho.