Es sabido que Apple lanza al mercado diferentes versiones del iPhone dependiendo del operador. Elegir incorrectamente puede ser un problema o no, dependiendo de lo que uno necesite.

Por lo general, cuando lanzan un teléfono podemos ver que lo lanzan para AT&T, T-Mobile, Verizon y Sprint y un mes más tarde lo lanzan “SIM-Free”, o sea, sin ningún chip de ningún operador.

Cabe destacar que todos los modelos vendidos en USA son liberados. Esto significa que si te comprás el de AT&T, podés sacarle el chip que te viene y usarlo con T-Mobile. No existe restricción para cambiar de operador ya que por ley debe ser así.

Sin embargo, los modelos de AT&T y T-Mobile no son iguales a los de Sprint o Verizon.

Es más, los modelos de AT&T y T-Mobile no funcionan con las frecuencias que usan Sprint y Verizon. Pero los de Sprint y Verizon si funcionan con los de AT&T y T-Mobile.

En el caso de Argentina, hemos comprobado de primera mano que los modelos de AT&T y T-Mobile funcionan sin problemas acá. La versión “SIM-Free” también funciona sin problemas. Los modelos de Sprint y Verizon deberían funcionar ya que también cumplen con las especificaciones técnicas.