Muchas veces se me han acercado compañeros de trabajo o amigos preguntándome que cámara digital comprar.

En base a las respuestas que doy generalmente armé esta guía para aquellos que estén decidiendo su compra de una cámara digital y todavía no saben por cuál decidirse.

El objetivo no es nombrar marcas o modelos específicos sino acotar la búsqueda a algo que sea más específico y que cumpla con las necesidades de la búsqueda y uso de la cámara buscada.

Primero y principal hay que definir el uso que se le va a dar. ¿Es para tenerla siempre encima y sacarse fotos con amigos o en ocasiones informales o es para darle un uso más profesional? ¿Es tu primer cámara o ya es la segunda o tercera y querés algo más avanzado?

Esto básicamente nos limita mucho la búsqueda. Podemos llegar a catalogar a las cámaras digitales en 3 grandes grupos:

  1. Compactas
  2. Prosumer
  3. Réflex (DSLR)

1) Cámaras Compactas.
Las cámaras digitales compactas son generalmente la primer opción a la hora de adquirir una cámara digital.
Sony W90
Independientemente de la marca, tendremos la posibilidad de conseguir buenas fotos sin ningún tipo de esfuerzo.
Tienen flash incorporado con medición totalmente automática, visor directo en algunas y monitor en el propio cuerpo de la cámara. Poseen zoom óptico (el que depende del objetivo) y zoom digital (que depende del soft).

El cuerpo últimamente es de aluminio lo que las hace duraderas, aunque todavía siguen habiendo modelos de plástico y combinadas de plástico y aluminio.

El precio ronda entre 200 y 300 dólares dependiendo de la marca y las prestaciones adicionales.
Sony DSC S730
Estas cámaras compactas son ideales para tenerlas encima todo el día, sacár fotos en cualquier momento y en general con buena calidad de imágen.

Es una parte infaltable dentro de mi mochila, cuando muchas veces llevar una réflex es complicado.

Más adelante veremos las cámaras digitales prosumer y las réflex.