A pesar de ser principiantes en fotografía entendemos que cuando tomamos una foto todo depende de la luz y como la capturemos en nuestra imagen. Lograr la exposición correcta depende de ajustar de manera adecuada la combinación de algunos factores y parámetros.
Exposición fotográfica para principiantes
Intentaremos explicar un tema técnico y básico de la fotografía de manera amena y con ejemplos sencillos. También veremos cómo nos ayuda la tecnología en la era de la fotografía digital. Veamos entonces qué es la Exposición…

¿Qué es la exposición fotográfica?

Para definirla de forma clara y práctica: es la cantidad de luz que llega al sujeto a fotografiar.

La misma puede por lo tanto estar:

  • Subexpuesta: No recibe la suficiente cantidad de luz, está oscura
  • Bien expuesta: Recibe la suficiente cantidad de luz
  • Sobreexpuesta: Recibe mas luz que la necesaria

Subexpuesta
Bien Expuesta
Sobreexpuesta

Cae de maduro que nuestro objetivo es lograr una imagen bien expuesta. ¿Cómo lo logramos?

Ajustando la exposición

Vayamos por partes y desde el principio. En la era analógica disponíamos de 2 parámetros para ajustar la exposición

Ambos parámetros funcionan de manera coordinada y complementaria, analicemos cómo lo hacen. Para ello recurriremos a una remanida analogía: El problema de llenar un balde con agua a partir de un grifo.

Imaginemos que debemos llenar un balde de una capacidad determinada con agua a partir de un grifo. Pues bien la tarea parece sencilla, abrimos el grifo y colocamos el balde. El agua fluirá llenando el balde.

Pero nuestro objetivo no es tan sencillo, se trata de llenar el balde hasta enrasarlo, es decir llenarlo a tope sin que se derrame agua. No podemos abrir el grifo y simplemente dejar que el agua fluya y luego de un buen rato recoger el balde lleno. La tarea se va poniendo algo compleja. ¿Qué deberemos hacer?. Cuidar que la cantidad de agua que llegue al balde sea la justa, el volumen exacto de su capacidad. Por lo que deberemos dejar pasar esa cantidad de agua exacta en el tiempo exacto. Es decir tenemos que manejar dos parámetros, cantidad de agua y tiempo. ¿Cómo hacer?

Simplifiquemos algo el problema y dejemos un parámetro fijo el grifo siempre aporta la misma cantidad de agua, no hay regulación del caudal, es decir dejamos fijo el parámetro de la cantidad. Manejamos solo el tiempo, deberemos resolver cuánto tiempo dejamos el grifo abierto para que llene justo el balde.

Si lo que queremos dejar fijo es el tiempo, pues deberemos ajustar la cantidad de agua que llega al balde de manera que en el tiempo prefijado se llene completamente sin derramar líquido regulando que tan abierta esté la válvula del grifo.

A estas alturas de la analogía, nos damos cuenta que:

  • el balde es el sujeto a fotografiar
  • la cantidad de agua es la cantidad de luz
  • el tiempo es la velocidad de obturación (el tiempo que está abierto el diafragma) y que
  • el diámetro de la manguera es la apertura de diafragma (cuán abierto está el diafragma)

De esta manera si abrimos a su máxima capacidad el grifo, para la cantidad de agua necesaria deberemos dejarlo abierto un tiempo determinado. Si en cambio cerramos algo el grifo, nos damos cuenta que deberemos dejarlo abierto más tiempo. Es decir que para una determinada cantidad de luz, ajustamos un determinado diafragma (apertura del grifo) y lo dejamos abierto por una determinada cantidad de tiempo ajustando la velocidad de obturación (tiempo en que se llena el balde).

Si abrimos el grifo (apertura de diafragma) y lo dejamos una cantidad de tiempo insuficiente (velocidad de obturación rápida -diafragma abierto poco tiempo-), el balde no se llenará. La foto saldrá subexpuesta.

Si abrimos el grifo (apertura de diafragma) y lo dejamos mucho tiempo (velocidad de obturación baja -diafragma abierto mucho tiempo-) el agua se derramará del balde. La foto saldrá sobreexpuesta.

Si dejamos el tiempo necesario pero cerramos algo el grifo (diafragma mas cerrado, número f grande), el balde no se llenará. La foto saldrá subexpuesta.

Si dejamos el tiempo necesario pero abrimos mas el grifo (diafragma mas abierto, número f chico), el balde rebalsará. La foto saldrá sobreexpuesta.

Como vemos las relaciones entre los parámetros son inversas, a mayor apertura de diafragma, menor tiempo y viceversa.

Claro está que a cada ajuste en la apertura de diafragma estaremos modificando la profundidad de campo y otro tanto pasa con la velocidad de obturación y el congelamiento de la acción.

La ayuda de la tecnología: La fotografía digital

Antes cuando comprábamos un rollo de película debíamos especificar además de la marca de nuestra preferencia, la cantidad de fotos del mismo y la sensibilidad de la película. Es decir desde la compra misma esta última estaba predefinida.

En los tiempos actuales la fotografía digital viene en nuestra ayuda y nos permite modificar la sensibilidad, ya que no disponemos de una película sino que el material sensible es el sensor de nuestra cámara. Por lo tanto podemos modificar la Sensibilidad ISO. Es decir que a los parámetros de Velocidad de Obturación y Apertura de Diafragma, le agregamos la Sensibilidad ISO.

Para seguir con nuestra analogía, la sensibilidad podemos asimilarla con la capacidad del balde, a mas alta sensibilidad menor capacidad del balde, es decir con la tecnología modificamos el tamaño del balde!. 🙂

Por lo tanto a mayor sensibilidad menor cantidad de luz necesaria.

Pero esta mayor sensibilidad o menor cantidad de luz necesaria no es gratis, con altas sensibilidades ISO empiezan a aparecer algunos problemas tecnológicos como es el ruido, la falta de contraste y la distorsión de colores. Por lo que las fotos con mejor definición, buenos colores, contrastes y sin ruido se logran con sensibilidades bajas. Recordar entonces que las mejores fotos se logran con baldes grandes!!!.

También con la ayuda de la tecnología podemos saber si nuestras fotos están correctamente expuestas. En nuestra ayuda viene el famoso histograma, ya sea que lo dispongamos en nuestra cámara o en el software de edición.

Claro que si no queremos complicarnos con todos estos temas, basta con ajustar nuestra cámara al modo Automático o al modo P y el cerebro de nuestra máquina resuelve todo, solo deberemos hacer click!