Hoy fué mi primer día real como independiente. Ya les conté que me fuí de .FOX Networks para dedicarme al márketing en buscadores, específicamente a hacer SEO.

Si bien me levanté temprano para hacer ejercicio, no arranqué hasta las 10am a trabajar. La sensación fué rara. Estar en tu casa no me hace sentir como que trabajo. No es que no me lo tome en serio, pero me doy cuenta que el ambiente es fundamental a la hora de trabajar. Y si bien en mi casa estoy muy cómodo, no respiro aire de “trabajo”.

Al mediodía tuve una reunión con los dueños de un interesante sitio que todos hemos usado. Si Dios quiere, y la propuesta que les envíe la semana que viene gusta, los tendré dentro de mis clientes pronto.

Luego de la reunión puedo decir que mi día arrancó. Estuve armando propuestas más que me pidieron la semana pasada y empecé a adelantar trabajo de otro cliente que tengo que entregar pronto. Pero no fué hasta las 2, 3 de la tarde que mi cabeza entró en modo “trabajo”. Y fué así que terminé a las 7 de la tarde con lo que tenía que hacer más urgente para dedicarme a armar algunas partes que del sitio y escribir un post sobre Adobe Edge que me pareció interesante desde el punto de vista del SEO.

En resumen, fué un día raro. Miro hacia atrás y fué muy productivo, pero raro. Ya empiezo a ver que sería interesante tener otro lugar de trabajo que no sea mi propia casa. Estar encerrado todo el día en el mismo lugar donde uno duerme, come y descansa no es algo que creo me pueda aguantar mucho tiempo.