Finalmente alguien escuchó mis plegarias. Algo tan útil como la Ley de Portabilidad numérica que en este país, Argentina, debería estar vigente desde hace 9 años finalmente parece que va a ser realidad. Al menos así lo dictaminó el juez Enrique Lavié Pico, titular del Juzgado Contencioso Administrativo Federal N°6.

Según este fallo, el Gobierno está obligado a reglamentar una norma para que cualquiera de los 43 millones de usuarios de teléfonos celulares puedan mantener su número de teléfono sin importar la compañía telefónica.

Aleluya! 🙂

Fuente: Clarín