Después de estar durante unos cuantos años en Telecom Personal y con un número de teléfono relativamente fácil de recordar, decidí tomar la decisión de cambiarme de empresa. Los motivos no fueron pocos pero si los suficientes como para hacerlo.

Hasta hace pocos días tenía un Nokia N95 8Gb, un teléfono que me encantó pero que después de usarlo un par de meses me dí cuenta que no usaba del todo y que definitivamente tendría que ser touchscreen. Como andaba buscando algo touchscreen casi caigo en un HTC HD o un HTC Touch Pro, pero la verdad que la plataforma Windows Mobile no me termina de convencer.

Otra cosa que no me cerraba era que había probado un iPhone y un Samsung Omnia y la verdad que a nivel sensibilidad el iPhone es otra cosa. El iPhone está pensado para usarse todo con los dedos. Incluso fíjense que detalle que todos los teléfonos con Windows Mobile traen un stylus (el lapicito). Y en todos los reviews que vi, en algún momento lo utilizan.

Otra cosa que me terminó de cerrar la compra fué el hecho de tener una Macbook (debo un review, lo sé). La integración entre el iPhone y la Macbook es ideal, cosa que no pasa con un teléfono con Windows Mobile según lo que estuve investigando. El iPhone lo enchufás y listo. Nada de cosas raras, cosa que cada día me da más fiaca investigar (antes me daba más maña, lo admito).

No es mi intención comparar los teléfonos. Para mi el N95 y el iPhone no se pueden comparar. Están pensados para públicos totalmente diferentes. El N95 me pareció un teléfono mucho más versátil que el iPhone y el iPhone me resultó mucho más cómodo para mis cosas del día a día que el N95 (mail, internet y alguna que otra cosa más) más que nada por la interfaz y el touchscreen.

Ahora bien, creo que al día de hoy es ley decir que “Personal y iPhone no se llevan bien”. No por temas de señal ni nada por el estilo, sin por los planes de datos de mierda que tienen.

Después de llamar varias veces para preguntarle a los vendedores si no tenían planes mejores tomé la decisión de averiguar en la competencia. Movistar tiene unos planes de internet móvil bastante buenos así que después investigar bien tomé la decisión.

Encaré para las oficinas de Movistar en Honduras y Juan B. Justo y por suerte me atendieron rápido. El vendedor que me atendió fué un pibe joven bastante buena onda que me contó sobre los planes que yo andaba buscando. Mi respuesta fué clara: “Sé que no puedo elegir el número de teléfono, pero dame un listado de posibles números que yo elijo y si es fácil me paso a Movistar ahora”.

El vendedor, Nicolás creo que se llamaba, me dijo que iba a averiguar que se podía hacer. A los 3 minutos vuelve y me cuenta que no se podía hacer, que antes si se podía pero ya no porque no se que hicieron en el sistema. Mi respuesta fué clara de nuevo: “No te quiero cagar la venta, pero decime con quién tengo que hablar para que lo tramiten y me paso hoy mismo”. Su respuesta también fué clara: “Ya te averiguo”.

A los 5 minutos Nico vuelve y me dice “listo. Me pasan un listado en 1 hora. Dejame un tel y un mail que te llamo cuando la tenga así me decís cual querés”.

Pasó una hora y el mail no llegaba y el teléfono no sonaba. Ya eran las 6 de la tarde así que decidí ir al día siguiente a la mañana temprano a ver que había pasado.

Al día siguiente fuí y pedí que me atienda Nico. Estaba ahí con esa cara de serio del día anterior, pero amable, siempre amable. Ni bien me vió me dice “Emiliano! te llamé pero no me atendía nadie. Así que te mandé un mail, te llegó?”. Nuevamente mi respuesta fué clara: “No”.

– “Bueno”, me dice, “como sabía que estabas interesado te elegí el más fácil de la lista y te lo reservé. Es éste, te gusta?”

– “Donde firmo?”

No sólo me consiguiern un número muy fácil de recordar, más allá de que hoy nadie se acuerda los números sino que los agenda y listo, sino que me ofrecieron un plan de datos ilimitado por $99 (28 USD) mensuales. Ni me pidieron que les compre un teléfono ni nada de cosas raras. Fuí, pedí un número fácil, plan de datos acorde al 2009 (y a la Argentina), firmé y me fuí. Como debería ser.

Por ahora estoy muy contento con el servicio. La señal es mejor que la de Personal. En Capital es lo mismo pero en Pilar y zona Norte es bastante mejor. Le faltaría tener mejores promociones de paquetes de SMS, pero bué, la felicidad nunca es plena.

Datos enviados desde un iPhone en 3 días

Y definitivamente tener internet libre en el celular es una de las mejores cosas que he probado. Poder levantar los mails desde cualquier lado, navegar sin andar preocupándome si la página es muy pesada o no, etc etc es un placer. Tal es el placer que en 3 días ya me comí casi  500Mb de datos. Desde Telecom Personal esto hubiera sido imposible o carísimo 🙂

En la próxima parte de esta historia les contaré sobre el funcionamiento y performance del servicio 3G de Movistar en un iPhone.