Hace algún tiempo que dejé de escribir en Fotogeek. Recuerdo incluso cuando existía un foro adentro del sitio donde con Marcelo nos manteníamos súper conectados y viendo de hacer concursos, sorteos, desafíos.

Hoy la realidad es la misma que deben tener muchos de los blogs que fueron existiendo y que fueron muriendo. Falta de tiempo. Entre el trabajo y la familia se hace difícil dedicarle tiempo a la compu para sentarse a escribir sobre cosas que a uno le interesan.

Con el pasar del tiempo fuí armando diferentes blogs. Existía ADNGeek, Fotogeek, EmilianoElias.me, FotoVox… Y el mismo tiempo fué el que me enseñó a que era imposible mantener todo eso como uno pretendía, sin dedicación completa o casi completa. Así que algunos fueron muriendo. Los fuí migrando y fuí ordenando.

Hace rato que vengo pensando que lo mejor sería tener un solo blog. Uno solito que sea más fácil de ordenar, mantener, actualizar. Donde no importa tanto si la temática es una puntual – como la fotografía -, sino donde lo que se comparta sean cosas que a uno le interesen. De esa manera seguramente otros con perfiles parecidos seguramente también se muestren interesados.

La idea de tener un blog no es otra que la de tener un espacio para compartir un pensamiento, una foto, una idea, una experiencia. Y como tal, no creo que debería estar atado a un nicho particular. Menos tratándose de un blog personal. Así que la decisión fué tomada.

El detalle que me faltaba era decidirme por el dominio final que iba a agrupar todo esto. Pensé en usar alguno con mi nombre, pero finalmente me quedé con Fotogeek por dos simples motivos.

  1. Es un nombre que siempre me gustó, que me costó dinero comprar (algo así como 200 USD en su momento)
  2. Es un nombre que en parte me define ya que la tecnología, teléfonos, televisores, notebooks y todos los chiches nerd que puedan existir me encantan (y se deboran mi billetera) pero siempre tuve un amor especial por la fotografía.

Así que aproveché el Black Friday de HostGator, saqué una nueva cuenta de hosting algo más potente que lo que Dreamhost me estaba ofreciendo, migré Fotogeek a HostGator, importé todos los post que tenía de otros blogs acá, y acá andamos.

Ordenando ando, ajustando imágenes que faltan, toqueteando el template que ya venía usando para que funcione como debería y esas cosas que al 80% de los que leen esto no les debe importar pero que seguramente en algún momento hicieron o harán.

Una pequeña limpieza de verano para cerrar el 2014 más ordenado y arrancar un 2015 con más ideas y cosas para contar.