Estamos a días de 2010, y como siempre pasa para esta época, cada uno hace su balance personal. Este es el mío, y da cuenta de lo que me sucedió en el terreno de la internet en este último tiempo.

Corría el 2008, tenía ya mi Nikon D40 con sus lentes Nikon 18-55 en kit y el Nikon 55-200 VR que había comprado posteriormente. Me puse en la tarea de averiguar cuál sería la mejor opción para transportar mi equipo, que sumaba los lentes y el flash de mi querida “oldie” la Nikon FA heredada de mi padre. Me iba de vacaciones a la costa, en medio de los médanos y quería protegerlos adecuadamente, a la vez que transportarla de forma segura.

Fue así que husmeando por la red de redes me encuentro con Fotogeek. Sabía que buscaba: una mochila Lowepro, pero no estaba seguro de el modelo. Emo había hecho un review de su Lowepro Compudaypack y del bolso Rezo 180. Google me llevó hasta allí. Me enganché con el sitio y con el relato del viaje de Emo y sus fotos a San Martín de los Andes. Desde ese momento quedó en mí y en mi browser como sitio favorito.

Retornado de las vacaciones con mi flamante mochila Lowepro Slingshot 300 AW, tuve algún inconveniente con la máquina y por lo tanto con mis fotos. Es allí donde contacto a Emo a través del sitio (hasta ese momento era un visitante anónimo) y le pregunto donde comprar algunos insumos para resolver de forma autodidacta mi problema. Intercambiamos mails, y en uno de ellos me ofrece escribir un artículo sobre cómo había resuelto el inconveniente. Ja!, ¿un ingeniero escribiendo?… Parece que salió bien. Emo me ofreció compartir el blog y que sea su compañero de ruta.

Desde ese entonces, a este espacio lo empecé a cultivar, a querer y a preocuparme por él. Lo siento también mío. Paulatinamente fui aportando lo que sabía y mis experiencias a través de los artículos.

En algún momento con Emo nos planteamos la oportunidad de armar un foro. Nos dábamos cuenta que muchos de nuestros lectores nos preguntaban, quizás en algún momento no teníamos el tiempo suficiente para contestar, pero también observábamos que intercambiaban comentarios entre ellos. Lanzamos una encuesta que resultó en pocas respuestas comparada con el universo de suscriptores al blog. Revisamos algunos conceptos y números y fue así que nos lanzamos a armar el foro, que hoy es una novel y hermosa realidad donde se comparte con un grupo de amigos una onda increíble.

Le agradezco a Emo su generosidad, si bien ya lo hice, pero es bueno hacerlo público. Entiendo lo que Fotogeek significa para él, y que lo comparta con alguien a quien no conoce personalmente… Sí, señores con Emo nunca estuvimos en el mismo espacio físico. Es más, hace muy poco tiempo nos conocimos las voces por Skype, hasta ese momento nos manejábamos por mail y chat. Creáse o no.

Y también, agradezco la oportunidad que me dan todos y cada uno de los que interactúan en el foro o en el blog, preguntando, cuestionando o criticando. Esto ayuda a crecer a alguien que tiene entrenado el hemisferio izquierdo de su cerebro, pero que intenta todos los días balancear y hacer que trabaje el derecho.

A todos gracias. ¡Feliz Año!