Finalmente llegó el día que tomé la decisión de irme de .FOX Networks, esa empresa que hace 5 años se llamaba Digital Ventures y era un startup que venía creciendo a un ritmo importante.

Volviendo un poco en el tiempo puedo decirles que mi paso de deRemate.com a Digital Ventures fué una de las mejores cosas que me pasó en mi experiencia laboral. Yo venía de trabajar con Francis Petty en deRemate haciendo SEO y ayudando en el Programa de Afiliados casi durante 3 años. Francis siempre se portó excelente conmigo y es al día de hoy que yo le tengo un aprecio muy especial por haberme permitido meterme en el mundo del SEO. Fueron años increíbles, por el aprendizaje y por haber estado al lado de un tipo como él.

Pero como todo, llegó el momento de dar un paso adelante y tuve la oportunidad. Si bien no estaba buscando trabajo activamente en otras empresas surgió la posibilidad de cambiarme a Digital Ventures para armar el área de SEO en Inzearch, la unidad de negocios de DV dedicada al Search. Todavía recuerdo mis reuniones con Germán en el bar de la esquina de Maipú y Paraguay, a 40 metros de deRemate, negociando mi pase.

El proceso por el que pasé en DV fué increíble. Conocí gente con la que hemos hecho de todo y nos divertimos a lo grande. Luego de armar el equipo de SEO en Digital Ventures, acompañar al equipo comercial a miles de reuniones, armar cientos de preanálisis y propuestas, varios estudios de SEO y haber trabajado con más de 200 clientes (y remar en un río de dulce de leche haciendo muchas cosas a pulmón), llegó el día en que me enteré que a DV lo compraba el grupo FOX. En el momento no entendí que tenía que ver un “canal de TV” -que en realidad es un grupo de canales- con una agencia online. Pero al poco tiempo, cuando .FOX Networks nació todo fué más claro.

No fué fácil. Hubo al menos un año de mucha inestabilidad en todo el equipo. Filosofías de trabajo diferentes, metodologías diferentes, oficinas diferentes, gente diferente, idiosincracias diferentes…muchas cosas diferentes. Muchos se fueron, nuevas personas vinieron, y yo seguí durante casi 3 años más.

Durante esos 3 años tuve la posibilidad de conocer gente que vale la pena mencionar:

  • Marcelo García Cisneros: Por haber sido siempre un gentleman. Es un tipo que se preocupó mucho por todo su equipo cuando tuvo a cargo el área comercial. Un gran profesional y por sobre todas las cosas una gran persona.
  • Agustín Rinaldi: Aunque él diga que no, yo insisto que entramos el mismo día a Digital Ventures. El como vendedor, yo como SEO Manager. Al principio la relación fué un poco áspera por nuestras formas de ser, pero al poco tiempo nos hicimos muy amigos y la verdad que la hemos pasado muy bien juntos sobretodo deleitándonos con los gadgets y cosas nerd que teníamos en común. De Agus destaco que siempre me vino con la verdad y de manera frontal. Un tipo muy honesto y que supo entender mi forma de ser (“turco jodido” me decía y sigue diciendo) con el cual al día de hoy considero un gran amigo.
  • Germán Herebia: Algo que me sorprendió de Germán era la capacidad que tenía de estar en todos lados. Entiendo que en parte era su trabajo, pero era (y es) un incansable trabajador. Aparte de haber sido mi primer contacto con Digital Ventures le agradezco de por vida haberme hecho dar una charla frente a 400 personas a los 15 días de haber entrado a la agencia. No dormí desde el día que me lo dijo hasta el día del evento del cagazo que tenía encima, pero es gracias ese evento que tuve que dar que descubrí mi interés por dar charlas, clases y capacitaciones.
  • Diego Reck: tiene una trayectoria adentro de FOX que es envidiable, pero definitivamente brilla por su calidad humana. Es de esos que te preguntan primero “¿Cómo estás vos?” antes de hablarte de trabajo. “Es humano” le decía yo a todo el mundo en la empresa cuando me refería a él.
  • Camila Cantoli: Ella fué mi primer contacto cuando Diego Reck me dijo que quería que me vaya a trabajar en su equipo. De ella aprendí a tener un cohete en el orto tomar velocidad para hacer las cosas. Es de esas personas que “empujan”, va para adelante y está en todos los detalles. Aunque a veces ella misma decía que tenía sus días “dark“, siempre sentí que me enseñaba con la mejor voluntad sin perder su ritmo.
  • Flor Bustos: Flor siempre estuvo dispuesta a escucharme siempre cuando tenía algún problema en la empresa y a ofrecerme un mate reparador. Por su estatura se ganó el apodo de “Canapé”, cosa que siempre se tomó con el mejor humor.
  • Federico Molinari (A.K.A. “Fefu”): Con Fede tuve la oportunidad de entablar una relación antes de irme a trabajar al edificio de FOX (yo estuve mucho tiempo en el edificio de .FOX Networks, a 6 cuadras). Aprendí muchas cosas internas de la empresa y en cierto sentido me avivó de muchas cosas. Compañero de varias cervecitas post-oficina, es alguien que se ganó mi afecto en poco tiempo. Guiltyyyyyyyy 😉
  • Diego López: Diego también fué uno de los primeros con los que trabajé cuando me cambié de edificio. Recuerdo que hicimos una acción de email a la base de clientes y lo llamé a las 9 de la noche del día del envío para ver si estaba todo bien. Debe haber pensado que era un enfermo mental. Espero que con el tiempo se haya dado cuenta que lo soy!. Dieguito siempre le puso la cuota de humor totalmente fuera de lugar a mi día a día. Un gran tipo que también se ganó mi afecto rápidamente.
  • Patricia Franchini: Pato siempre tuvo muy buena predisposición conmigo. Es de esas personas totalmente comprometidas con lo que hacen, detallista al máximo y aprendí de ella justamente eso: la dedicación. Es muy buena persona, con su sentido del humor y sus fobias a los perros que tantas risas nos trajo.
  • Adrian Herzkovich: Tuve la posibilidad de ser el reverse mentor, según él, gracias a su destacable hambre por aprender. Cuando algo se le mete en la cabeza no hay forma que no lo haga. “Horas de vuelo” me decía él refiriéndose a la cantidad de tiempo que le dedicaba a las cosas que le iba explicando en los almuerzos o que iba investigando por su cuenta. Destaco sus ganas de aprender todo el tiempo y la dedicación que le toma a todo lo que se propone.

Y seguramente me están quedando otros tantos afuera (no se enojen). Muchas personas me enseñaron muchas cosas durante todo este tiempo. Pero hace ya rato que me viene dando vueltas por la cabeza la idea de abrirme por mi cuenta. Y luego de pensarlo, masticarlo, digerirlo durante mucho tiempo (casi un año podría decir), hablarlo con la almohada y volver a pensarlo, llegué al punto donde tomé la decisión de dar un paso al costado y seguir por mi cuenta.