Todo el mundo habla del reciente lanzamiento de la nueva Macbook Air. Como bien dijo el tío Steve, es tan interesante lo que tiene como lo que no tiene. Carece de disco rígido (hdd) y tiene en cambio una memoria flash de 64Gb, 128Gb o 256Gb, como el iPad, iPhone y iPod. Si bien esto significa menor consumo de energía, mayor rendimiento y más estabilidad (deja de tener partes móviles y mecánicas), tiene su contrapunto que es la capacidad. Las memorias flash son más caras que los discos rígidos, al menos al día de hoy.

El uso de memorias flash está haciendo que su costo vaya disminuyendo con el tiempo y sus capacidades vayan en aumento, pero aún estamos lejos de tener sistemas con 2Tb de memoria flash a precios similares que los que nos proporcionan los discos rígidos.

Y viendo que Apple piensa expandir su flamante Datacenter que acaba de construir en Carolina del Norte, me queda picando la pregunta de si toda esta movida con la Macbook Air tiene algo que ver con este Datacenter. ¿A que me refiero? Cloud Storage / Computing.

¿Será que cada día dependeremos menos del espacio disponible en nuestros dispositivos y pasaremos a depender más del Cloud Storage? Es un poco la panacea de muchos ya que podremos tener todas nuestras cosas colgadas en la nube. Sólo hace falta un dispositivo con conectividad, como el iPad, iPhone o la nueva Macbook Air. Y si nos acordamos del reciente lanzamiento del Apple TV que hace streaming de las series y películas, podemos ver que todo, al menos bajo el ojo de Apple, tiende a eso.

El tiempo lo dirá, pero ya lo dijo el tío Steve en algún momento:

Las descargas por internet destronarán al BluRay.

Y eso, a mi humilde entender, se aplica no sólo al BluRay sino a los soportes físicos en general.