Para hacer la historia corta, un tipo se conectó a un robot que estaba programado para que lo puedas manejar por internet para ver las características del mismo. Es un robot que se usa para telepresencia. Cualquiera puede manejarlo, pero este personaje se las ingenió para sacarlo de la habitación donde estaba contenido para los fines demostrativos. Le costó pero consiguió sacarlo a pasear por la oficina de la empresa que los vende. Y lástima que no pudo sacarlo a la calle.

La empresa se enteró cuando vieron el video por internet. Fabuloso.