Hoy a la mañana tuve el agrado de participar del desayuno organizado por la gente de trnd y LG donde, medialunas de por medio, nos dieron a mi y a 9 personas más un LG Optimus G (E-987) para probar durante dos meses.

Anteriormente tuve la suerte de participar en una acción similar habiendo sido elegido Embajador NSeries de Nokia por un año. Es interesante ver como las marcas se acercan a los usuarios para tener feedback de primera mano aparte de hacer los típicos análisis de mercado.

Viniendo del mundo Apple hace ya varias iteraciones (iPhone 3G en adelante, todos) y sintiéndome muy cómodo en ese ecosistema, es que quiero comentar mi experiencia de la primera vez que tomé contacto con un equipo de alta gama con Android. La idea de este post no es decir si es mejor o peor que iOS o que un iPhone ya que sería entrar en una eterna discusión de la cual no tengo ganas de participar. Lo que no va a quedar afuera de estas opiniones es que mi punto de comparaciónva a ser la de un usuario de un iPhone 5 con todo lo que eso conlleva.

LG Optimus G en la mano

Cuando nos dieron finalmente la caja con el teléfono, lo abrí y lo prendí, tuve una buena sensación. El tamaño me pareció interesante, con una pantalla más grande de lo que estaba acostumbrado, un diseño sobrio pero agradable (ideal para la Argentina), buena sensación al tacto, liviano pero con un peso justo que lo hace sentir “importante”. Inmediatamente busqué defectos y debo decir que no los encontré a simple vista. Al no tener batería extraíble, la carcasa de atrás no se saca (al menos no fácilmente ya que cuenta con unos tornillos especiales) lo que a mi gusto lo hace más atractivo. Un pequeño detalle me molestó y fueron los infinitos films protectores que tuve que sacarle para poder dejarlo desnudo y listo para usar. Si mal no conté tuve que sacar al menos 8 films, uno frontal, uno trasero, cuatro laterales y dos más muy finitos en la parte superior e inferior. No recuerdo si en los laterales también habían de estos micro films finitos. Un detalle, pero que hacen a la experiencia de desempaquetar un producto nuevo.

Al encenderlo tuve mi segunda experiencia y fué relativamente positiva. Digo relativamente porqué me costó encontrar como y donde configurar las cosas. No es que sea complicado, pero al venir acostumbrado de otra cosa, costó. Y eso que soy de darme maña. Más adelante ampliaré sobre esto.

La pantalla, sorprendente

Una cosa que me gustó y mucho es la pantalla. Todavía no me convence del todo el tamaño pero no quiero emitir demasiada opinión hasta no tener un mejor manejo del teléfono, pero ya empecé a encontrar algunas limitaciones de semejante tamaño (4.7 pulgadas). Sin embargo la calidad es excelente. Las imágenes se ven muy nítidas y los colores se aprecian correctos. Ni muy fríos ni muy cálidos. Correctos. Es muy difícil distinguir los pixels, como sucede con la pantalla Retina Display de los iPhone. Es parecido pero más grande. Incluso uno de los ingenieros de LG se me acercó y me comentó que las pantallas de los iPhone los fabrica LG, por lo que deberían ser muy similares, aunque luego nos ampliaron que LG introdujo varias mejoras para su propio teléfono.

Fluidez del OS en general

La fluidez y sensibilidad de la pantalla es otra cosa que quise probar y no tardé en darme cuenta que mejoró mucho de otros teléfonos con Android que he probado. El sistema se nota fluído, la sensación de inercia es correcta y en general todo se “siente” muy bien. Sin embargo, a pesar de tener un procesador de última generación Qualcomm Snapdragon S4 Pro de cuatro núcleos a 1.5Ghz y 2Gb de RAM, por momentos experimenté lags donde todo se puso un poco pesado  y llegué a ver como los íconos se cargaban uno por uno en mi pantalla principal o las respuestas a mis acciones con el dedo no reflejaban correctamente lo que quería hacer. Asumo en esta primera prueba que se deben a que tenía activado el modo Eco y la opción para no usar el procesador al 100% sino que priorice la duración de la batería.

Cámara de fotos

Ya sabemos que los MegaPíxels no lo son todo en el mundo de la fotografía. Al ver que tiene una cámara de 13MP, lo primero que hice fué dudar de que tan buena era. En las pocas pruebas que hice hasta ahora la cámara parece buena. La calidad de los videos no me gustó mucho porque tienden a tener un efecto de “fantasmeado” importante cuando hay una fuente de luz brillante como la luz del día. Abajo dejo dos fotos donde se nota esto. En la primera más que en la segunda:

CAM00006

CAM00017

Todavía me gustaría probar más la cámara para poder tener una mejor opinión. Pero por ahora me parece buena aunque he probado mejores y de menor resolución (si, la del iPhone 5 por ejemplo)

Contras

Ayer a la noche, cuando llegué a casa y mientras mi mujer preparaba la cena, empecé a escribir este post desde el teléfono tirado en el sillón del living. Escribir en modo vertical no es cómodo cuando vas a escribir algo largo, por lo que empecé a escribir con la pantalla en horizontal. Me resultó muy cómodo escribir con dos manos de este modo pero encontré algo que me molestó y mucho. Sucede que el punto “.” está muy cerca de la barra espaciadora. Y la misma no está centrada sino que está más bien tirada a la izquierda. Si sumamos la barra espaciadora y el botón del punto “.”, ahí si tenemos a ambos centrados. Esto lo que produce es que constantemente escribas puntos cuando querés darle a la barra espaciadora con el dedo gordo de tu mano derecha.

Fueron MUCHOS los puntos que tuve que borrar. Por eso lo menciono. No se si será una cuestión de costumbre, pero esto fué algo que me molestó y mucho. Sacando esto, es muy cómodo para escribir.

General

Luego de un día de uso puedo decir que entendí mas o menos como es la “estructura” del sistema operativo Android, entendiendo mejor sobre el uso de los botones “físicos” touch del teléfono junto con las opciones en pantalla. Así y todo todavía preveo que no descubrí ni un 20% de todo lo que este OS tiene para ofrecer.

Lo primero que se me vino a la cabeza cuando empecé a usarlo y a descubrir sus opciones, niveles y capas es a lo que experimenté cuando me compré el Nokia N95 con Symbian OS. Encontré mucha versatilidad porque el nivel de opciones que te ofrece es enorme. Pero es justamente esto lo que me parece una contra. ¿Para qué tantas opciones? Hay tantos niveles, tantas pantallas que van y que vienen que uno se termina perdiendo. Y en definitiva no terminás usando ni la mitad de estas opciones más de una vez con suerte.

La navegación entre pantallas, opciones, aplicaciones, todo, es complejo. No digo difícil porque debe ser un tema de costumbre, pero por momentos te sentís abrumado con tantas opciones y es difícil luego acordarte como llegar a ellas, obligándote a entrar y salir en menúes para encontrar lo que querés hacer. Esto no es culpa de LG sino del sistema operativo que debería ser mucho más prolijo y ordenado. Fué mejorando mucho entre versión y versión pero creo que todavía falta.

Un ejemplo de esto es la opción de poder controlar la opción de uso de procesador. Tenés dos opciones. Optimizado para el sistema u Optimizado para rendimiento de batería. Mi humilde opinión es que si me das esta opción es porque la cagaste. Haciendo alarde de que el OS es súper avanzado y que el procesador es de última generación, esta opción no debería aparecer.

Tampoco me gustó mucho el tema de tener un widget en la pantalla principal que me permite “limpiar la ram” para liberar más memoria al sistema luego de haberlo castigado un rato. De nuevo, si me das esa opción es porque la cagaste. El OS debería ser lo suficientemente eficiente para poder manejar estas cosas. Me sentí como que estaba usando Windows, defragmentando el disco o liberando RAM para que todo ande como debería. El usuario no quiere saber eso. El usuario quiere usar el teléfono, con todo lo que esto conlleva (apps, música, etc) y que lo otro se maneje solo. Parece un OS hecho por ingenieros para ingenieros cuando debería ser para usuarios (normales, avanzados, o como quieras).

Todavía me quedan por probar muchas de las opciones que LG introdujo en su Optimus G. Por ahora en líneas generales la experiencia fué positiva. Veo muchas cosas que se podrían mejorar pero por ahora lo que vi me gusta. Y me sirve mucho para tener un punto de vista mucho más crítico de las cosas.

A medida que vaya descubriendo este teléfono y su OS iré ampliando escribiendo nuevos posts. Puede ser que me retracte en algún punto o no, sólo el tiempo y el uso lo dirá.