Siguiendo con la batería de posts donde analizo el LG Optimus G, en esta ocasión quería hablar sobre la batería. Intentaré ser más breve, aunque lo dudo :).

El LG Optimus G cuenta con una batería de 2200 mAh, y eso es algo importante. 2200 mAh es una batería de gran capacidad. Para que se den una idea, el iPhone 5 tiene una batería de  1440 mAh. A medida que el número es más grande, mayor capacidad tiene la batería.

Ahora, si bien tiene una batería grande, no significa que vaya a durar una semana prendido. Con semejantes características de hardware, el LG Optimus G necesita de una batería grande (procesador Snapdragon Pro de 4 núcleos a 1.5Ghz, 2gb RAM, placa de video importante, pantalla enorme y con una resolución bestial, WiFi, GPS, NFC, Bluetooth y la lista sigue…). Si no tuviera semejante batería, sería como ponerle un tanque de nafta de 15 litros a un auto con un motor V8 de 4 litros turboalimentado.

También es importante entender que el sistema operativo tiene que ver en el manejo de la  batería. La capacidad de manejar varios procesos a la vez en segundo plano hacen que el teléfono consuma más energía y la batería dure menos.

En pruebas prácticas y luego de casi dos semanas de uso debo decir que la batería es MUY buena. En días normales, saliendo de casa a las 9.30am con la batería al 100%, hablando por teléfono varias veces, navegando alguna que otra página, mandando varios mensajes por whatsapp, chequeando mail automáticamente en 4 casillas de mail una vez por hora, con el Bluetooth encendido todo el tiempo para que al entrar al auto me tome el manos libres, con el WiFi prendido para que al entrar en casa o en la oficina me levante la conexión de casa automáticamente, llego al final del día con la batería entre un 20% y 30%.

Hoy sin ir más lejos salí temprano a una capacitación que tuve que dar en San Martín a un cliente. Me olvidé el cable para cargar el teléfono en el auto por lo que estuve con el manos libres vía Bluetooth casi 1 hora. Llegué a lo del cliente y no tenían internet por lo que hice tethering (compartir internet del teléfono hacia la notebook) durante 3 horas (3 horas usando HSPA+ y el Bluetooth!), luego a las 2 de la tarde llegué a la oficina, hice llamados mientras el teléfono siempre chequeaba mails una vez por hora y todo lo habitual, y siendo las 11 de la noche, tengo un 23% de batería. INCREÍBLE!.

Una caracerística que encontré en el LG Optimus G -que en realidad creo es de Android más que del teléfono- es la de configurar un modo “Eco” que hace que el procesador no ande a toda máquina, o algo así. La verdad no noté diferencia en el consumo de la batería usándolo normalmente, pero si noté diferencia en la performance del teléfono. Especialmente en efectos de transición y en algunas animaciones del sistema operativo. Por lo que opté por desactivar la opción “Eco” y que ande como tiene que andar. Es más, esa opción, en mi caso y según mi opinión, está de más (como el widget de “Liberar memoria RAM”). Si está, que marque la diferencia! A mi no me la marcó.

Una cosa que vale la pena aclarar es que si usás el teléfono para jugar o estás todo el día con la pantalla prendida, la batería se agota y rápido. Por eso me tomé dos semanas en escribir este post. Porque sabía que los primeros días iba a estar como nene con chiche nuevo (literal!) viendo y probando todo. Si lo exigís, la batería dura pero dudo que llegues al final del día. Si lo usás normal (web, mail, whatsapp, subir algunas fotitos, bluetooth, algo de mapas con GPS, etc, pero moderado) rinde muy bien. Y eso es algo que se agradece.