Buscando para imprimir un fotolibro (o photobook) armado con iPhoto (ideal para armarlo con ese programa) e imprimirlo en Argentina, llegué a esto:

Macstation no es Apple. A ver, repitamos: Macstation no es Apple. Es una empresa manejada por argentinos y el resultado es eso: un importador de Macs que da servicio a lo argentino.

Los fotobocs son bajadas en láser al mejor estilo Taller4. Con una impresión horrenda. Fotos blanco y negro que están viradísimas al azul o violeta, fotos que tienen colores menos calibrados que las impresoras de matriz de punto. Ni hablar de densidad y detalles que ya son casi menores al lado del resto.

El cosido, encolado, o mas bien pegoteado es pésimo. Todos los fotobocs se rompieron a los dos minutos de tenerlos en las manos. Tienen las fotos encoladas de tal modo que no respeta para nada la parte imprimible del iPhoto.

En resumen: Una calidad y presentación de cuarta.

Con semejante experiencia, no dan ni ganas de intentarlo.