Hoy, mediante Fayerwayer veo un artículo viejo sobre algo que no sabía sobre impresoras InkJet.

Lo curioso es que todas las impresoras Inkjet hacen lo mismo: depositan restos de tinta en un reservorio que se va llenando hasta quedar tapado. A partir de ese momento tu impresora te pide a gritos un service que suele ser más caro que comprar una impresora nueva.

Ahora entiendo que pasa cuando le doy “limpiar cabezales” a mi impresora inkjet. Siempre noté que gastaba tinta, pero no tenía idea adonde iba a parar ni que era tanta.

Con razón las llaman “chorro a tinta”. Aunque deberían ser “chorro de tinta” =P