Vender imágenes debiera ser fácil. Las agencias ahora buscan fotografías, no a los fotógrafos. Los compradores se multiplicaron como los millones de páginas Web se desparramaron a través de Internet. La brecha entre los coleccionistas y los creadores se rompió, tanto que los vendedores pueden usar sus propias habilidades de marketing para crear sus propias marcas, construir una reputación y promover su arte. Pero no es fácil. Pasar de ser un entusiasta talentoso con un disco rígido lleno de imágenes a un fotógrafo semi profesional con una cartera de ventas y un flujo constante de ingresos puede llevar tiempo, trabajo duro y mucha frustración. Esto es lo que se necesita para empezar.

1- Ordenar las imágenes

Tendremos miles de imágenes antes de empezar a pensar en venderlas. Algunas de ellas se borrarán, pero muchas se transferirán al disco rígido, categorizarán y se dejarán. Como el espacio de almacenamiento es muy barato no hay razón para ser selectivo sobre qué fotografías dejar.

Pero se necesitará serlo en las imágenes que se ofrezcan para vender. Los compradores no quieren navegar entre una docena de fotos mediocres para encontrar la excelente foto que ellos quieren comprar. Solo quieren ver las mejores fotografías que se puedan haber creado.

2- Unirse a Flickr

Elegir la pequeña fracción de las mejores imágenes no será fácil, y uno no es el mejor juez. La elección de la imagen favorita puede estar influenciada por la experiencia al tomar la foto o algún otro factor personal que no es visible en la composición por sí misma. Se necesita una opinión objetiva.

Se comienza entonces seleccionando las mejores imágenes, subirlas a Flickr para ganar vistas, favoritos y comentarios. Eliminar las imágenes que sean ignoradas o las que reciben críticas y buscar las claves que caracterizan sus fotos mas populares. El resultado puede ser una colección mas pequeña de lo que a uno le gustaría y contener imágenes que uno no esperara, pero se debe confiar en la opinión objetiva de otros fotógrafos.

Una vez creada una cartera selecta de imágenes, agregar una frase a cada descripción de imagen señalando que las fotos están disponibles para su venta o licenciamiento e invitando a los compradores a contactar.

3- Subir imágenes a Sitios Microstock

A pesar de que algunos fotógrafos Microstock lograron transformar la plataforma de bajo costo y alto volumen en una de alto pago y trabajo de tiempo completo, la mayoría de los contribuyentes a Microstock no fueron exitosos. En parte eso es a menudo porque no se está preparado para poner el mismo esfuerzo que fotógrafos como Yuri Arcurs y Andrés Rodríguez están dispuestos a hacer.

Pero cuando se comienza, Microstock no parece ser una fuente de ingresos seria. Incluso no parece ser una fuente mediocre y podrían ser el mejor lugar para ofrecer particularmente imágenes raras como para lograr el otorgamiento de una licencia de derechos. Pero provee acceso abierto a la fotografía comercial. Puede mostrar a los entusiastas que es lo que se busca (que no es la clase de imágenes bonitas que a uno le gusta sacar) y, los mas importante de todo, le puede dar su primera venta. El dinero puede ser poco y si se toma en cuenta el costo de tomar la fotografía, incluso puede ser no rentable, pero debiera ser alentador, y eso es invaluable.

4- Construir un sitio propio

Mientras se ordenan las imágenes, se genera el portafolio en Flickr y se suben las imágenes a Microstock, se debería construir un sitio propio. No hay pocos sitios, hoy en día, que faciliten mostrar el trabajo, provean información de contacto e incluso manejen las propias ventas, permitiendo cargar precios comerciales sin llegar a dar comisiones. Llevar tráfico al sitio, puede requerir mas trabajo pero solo se necesita unos compradores regulares verificando lo último agregado para mantener fluyendo los beneficios.

5- Navegar galerías, registrarse en Ferias de Arte, solicitar comisiones y realizar envíos

El proceso de la selección cuidadosa, carteras on line y ganar la primera venta de licencia son solamente los primeros pasos hacia la venta de fotografías. Son los fundamentos que subyacen la gran estructura de la carrera a ser un semi-pro de la fotografía. Una vez que se entienda que los compradores solo quieren las mejores imágenes y que se ha creado una forma de darselas, se puede empezar a ramificarse por los campos de la fotografía que a uno mas le guste conquistar.

Si se quiere vender arte, eso significa realizar citas con galerías locales con una cartera de imágenes que satisfagan las necesidades de los compradores de la galería. Si se quieren ganar comisiones, eso significa mostrar el trabajo a editores y compradores, y saber quiénes son y qué quieren. Si se quiere vender a las revistas, significa leer los requisitos de envío. Ninguna de estas cosas será simple e involucrará rechazos. Algunas, tales como mostrar en una feria de arte puede involucrar algunos gastos, el tipo de cuestión que se puede esperar que pase en un negocio creciente. Pero cuanto más se haga, mas ventas se realizarán, cuanto mas confianza se sienta, mas se entenderá el mercado, y mas fácil será llegar mas allá con la fotografía.

¿Te animás a ingresar al negocio de la venta de fotografías?. ¿Ya estás en el negocio?, estaría bueno saber de tu experiencia.

Traducción libre de Photopreneur