Hace unos meses compré una Mac mini para tener una computadora siempre prendida en casa haciendo de media center. decidí comprar una Mac mini Core i5 con 16GB de RAM. Como adicional opté por poner un disco rigido híbrido de 500GB. La decisión de ir por este disco era meramente una cuestión de relación precio/velocidad. Teniendo en cuenta que iba a hacer una computadora que prácticamente no se iba a usar más que para almacenar videos para hacer streaming al Apple TV tenía más sentido poner un disco híbrido que uno de estado sólido mucho más costoso. Buscaba más capacidad que velocidad pero con el diferencial de la memoria flash del disco híbrido para acelerar aunque sea un poco la velocidad general del sistema.

Al cabo de un año aproximadamente la Mac mini no arrancó más. En una de las últimas actualizaciones en las cuales había que reiniciar, dejó de detectar el disco rígido al intentar encenderla. Probé de todo pero no pude lograr encenderla.

Como la Mac mini tiene un extremadamente complicado proceso para poder acceder al disco rígido físicamente, opté por ir a MacStation A que me coticen el cambio de disco rígido. Por suerte había guardado en el disco original de 500GB que traía la Mac mini. Así que se ve todo al local más cercano y pedí una cotización por el arreglo.

Ni bien solicité todo me adelantaron que el costo del diagnóstico era de 500 pesos Y que si optaba por aceptar el arreglo me quedaban a favor. La hora de servicio técnico cuesta 600 pesos así que en todo caso debería abonar esos 100 pesos de diferencia. Y en el caso de que no acepte que lo arreglen debería abonar 500 pesos. De todos modos todo se abona al momento de entregar el equipo.

Aproximadamente una semana después me llega un correo avisándome que mi orden de servicio se había ejecutado y que habían arreglado el equipo. Inmediatamente llame para preguntar el motivo del arreglo si es que yo nunca había aceptado un presupuesto porque nunca me lo habían enviado. El muchacho que me atendió me explicó que habían cambiado el disco rígido que tenía por el que yo había llevado y que habían consumido una hora de servicio técnico. Y que como yo había dejado el disco para que lo cambien habían realizado el servicio sin enviar un presupuesto.

No fue lo que me causó gracia aunque de todos modos iba a aceptar el presupuesto que me enviaron porque otra opción no tenía necesitaba tener andando en la Mac mini.

Por el momento la computadora está andando bien y sin problemas por lo que estoy satisfecho con el resultado final y el monto abonado. Sé que no es lo más barato pero no tenía ni tiempo ni la experiencia para poder hacerlo yo mismo.

Así que como consejo siempre estén seguros que les manden el presupuesto antes de que realicen cualquier trabajo. Entiendo que en otras circunstancias esto no debería suceder, ej: si no hubiera llegado el disco rígido para que lo reemplacen, pero nunca está demás asegurarse.

Mac Station es uno de los pocos revendedores oficiales de Apple en Argentina y como tal (y debido a situaciones ajenas a ellos) es sabido que no manejan los mejores precios. Pero las experiencias que he tenido me siguen generando confianza en ellos.