Una muy buena campaña hecha por T-Mobile en el metro de Liverpool. Simplemente genial como los actores se mezclan con la gente “normal”. El slogan que acompaña a esta acción dice “Life’s for sharing”. La vida es para compartirla.