Viendo que el nuevo iPad Mini tiene un borde más delgado que el modelo “normal”, Apple tuvo que ajustar el software (iOS) para que reconozca cuando la mano está tocando la pantalla en los bordes simplemente para sostener el iPad Mini o para interactuar con ella. De esta manera, no importa si tocamos la pantalla con los dedos, no debería afectar en nada el uso del nuevo juguete de Apple.

Como dice el mismo Phil Schiller, “es de esos detalles que te das cuenta que están porque no te das cuenta”

iPad Mini

Advanced software helps iPad mini ignore unintended touches near bezel.