Hace aproximadamente dos meses decidí darle la espalda a Google ante una paranoia de información. No me gustaba que que la Gran G tenga tanta información sobre mi. Desde mails, datos de Analytics, cuentas de AdWords…hey! hasta las cuentas del trabajo son basadas en Google Apps.

Es por eso que decidí que mi cuenta personal pase a ser la de iCloud. Para ello migré los casi 4Gb de mails que tenía en Gmail y gracias a Google Takeout los descargué en formato MBOX y los importé en iCloud con Mail.app.

La migración fue lenta pero exitosa. Luego cambié en todos los sitios que uso, mi mail de Gmail a iCloud. También configuré una regla en Gmail para que me forwardee todos los mails a iCloud por si me quedaba algo colgado.

Una cosa que se me ocurrió hacer es marcar todos los mails que llegaran a Gmail con una etiqueta nueva que se llamara “Desde aquí se forwardea a iCloud”. Si señor, así de larga era la etiqueta. Pero me permitía saber desde que momento y cuales mails eran los que estaba forwardeando en el caso que quiera volver para atrás todo.

Y el día llegó. Hoy decidí volver a Gmail. La paranoia sigue existiendo pero la práctica no me dejó hacer otra cosa.

Es que los filtros antispam de Google son muy superiores a los de Apple. Y es que la capacidad que uno tiene en Gmail es superior a Apple. Y lo que más me hizo volver es el buscador interno de los mails.

En iCloud es prácticamente imposible buscar un mail desde la página web. Tarda siglos, se cuelga y no siempre encuentra lo que queremos. En ese aspecto Google está a años luz del resto.

También está el tema de la capacidad. Tuve la suerte de comprar un plan de 5 USD por año que me daba 20Gb de espacio extra a lo que yo tenía. Y como lo mantengo al día de hoy, es una ganga. Incluso ya no existe más dicho plan y me lo mantienen porque lo mantengo vigente (dice Legacy Plan).

Extrañaré las notificaciones de mails instantáneos gracias al Push que tiene iCloud y que Google no soporta con la aplicación de Mail para iOS, pero es un pequeño precio que estoy dispuesto a pagar (para la oficina pagamos Google Apps y tenemos soporte de Exchange).