Queda claro que al decir “me gusta” estamos emitiendo un juicio de valor. ¿Pero cuáles son las variables que evaluamos – a veces sin conocerlas exactamente – para emitir dicha afirmación?.

De la misma forma, pero con más conocimiento, lo que antes nos preguntábamos, se convierte en una especie de check list automático, que repasamos mentalmente para darnos cuenta qué nos impacta de la imagen que entra por nuestros ojos.

Sea de una forma o de otra, intentaremos distinguir y repasar los parámetros que se tienen en cuenta para un juicio de valor. Seguramente también nos servirá para mejorar nuestra técnica fotográfica, por lo que también se incluirán algunos conceptos en ese sentido.

¿Cuáles factores?

Hay 3 factores a evaluar, todos contribuyen con igual peso al resultado, si logramos sumarlos a todos en una imagen, les puedo asegurar que se logrará que la suma de las partes sea mayor que el todo. Ellos son:

Factor Técnico

No es necesario ser un erudito en fotografía para darse cuenta que una foto está muy bien ejecutada desde lo técnico, me atrevo a decir que es lo que aflora en la primera impresión. Por eso a la hora de poner nuestro dedo sobre el disparador deberemos revisar dichos aspectos, que también analizaremos puestos en la posición de críticos, ellos son:

  1. Enfoque: tan sencillo como verificar que la imagen esté bien en foco. Pero el concepto no queda allí, sino que deberemos analizar que lo que está enfocado realmente debe estarlo, el uso del foco selectivo en su caso y el uso de la profundidad de campo.
  2. Exposición: analizar si la foto está subexpuesta (tendencia a estar oscura) o sobreexpuesta (tendencia a estar “quemada”) con los blancos sin detalle. Un poco más técnicamente: en un histograma una foto subexpuesta está sobre la izquierda del histograma, mientras que la sobreexpuesta está sobre la derecha. A la hora de hacer la foto (no de criticarla) es preferible tener levemente el histograma sobre la derecha, es más fácil con los programas de edición recuperar los detalles sobre expuestos.
    Histograma Subexposición

    Histograma Ok

    Histograma Sobreexposición

  3. Ruido: Es un efecto no querido en una foto, que en buen romance podemos describirlo como que nos deja puntitos en la foto. Hay que evitarlo a toda costa y la exposición contribuye a ello. Pero, ¡cuidado!, no confundirlo con el grano de la foto que en muchas ocasiones es un efecto muy buscado y deseado. En el revelado en papel podemos elegir un papel con un determinado grano, lo que le dará a nuestra imagen un toque distintivo. A mi juicio se aprecia mucho mas en la fotografía en blanco y negro. En la era digital lo podemos lograr con lo programas de edición.
    Ruido excesivo

    Ruido Ok

  4. Balance de blancos: o dicho de otro modo “la temperatura del color”. Analizar si la foto está muy cálida (tonos anaranjados) o muy fría (tonos celestes y azules). En general se busca la neutralidad, pero a la hora de la crítica no dejar de lado la interpretación del autor, quizás quiso acentuar el efecto a propósito.

Hasta aquí desarrollamos los aspectos meramente técnicos y “duros” de la fotografía. Pasamos ahora a una situación intermedia donde la subjetividad gana mayor espacio en la factura y crítica de la imagen. Evaluamos la:

Composición

Si bien existen reglas de composición como la Regla de los Tercios, las mismas no son dogmas de fe y el autor pone en acto su libertad a la hora de componer y deja con este factor, su impronta en el trabajo. Es el momento de buscar ángulos distintos, puntos de vista que diferencien y hagan que el público y los críticos se detengan sobre nuestra obra. ¿Qué debemos observar? Recordar siempre lo que interpretamos como la intención del autor.

  1. Encuadre: ¿Esta el objeto de la foto en el punto adecuado?¿Llama positivamente nuestra atención?. ¿La relación de aspecto (ancho x alto) es la adecuada?. ¿Hay algún objeto cortado en la foto, falta algo?¿Tiene mucho “aire” (espacio alrededor de los márgenes), sobra algo?
  2. Compensación: un factor que muchas veces no tomamos en cuenta de forma consciente, consiste en evaluar si la foto está balanceada, es decir, si los elementos que la componen, están armonicamente dispuestos y nos dan la sensación de equilibrio si observamos cada rincón de la imagen. Como siempre, debemos tener en cuenta que el autor puede usar este factor como un recurso de destaque de la imagen. En ese caso ¿está bien utilizado?
  3. Reglas de composición: ¿La imagen observa las reglas, por ejemplo la de los tercios (ojo, hay otras)?. En caso de no hacerlo, ¿las rompe y logra su objetivo estético?

Finalmente llegamos a los factores absolutamente subjetivos y difíciles de mensurar, son los que hacen que una imagen nos “toque” o nos “llegue”, ellos son los:

Factores Emocionales

  1. Propósito: ¿qué es lo que nos quiere decir el autor con su obra?, ¿qué nos quiere transmitir?¿se interpreta el mensaje, lo identificamos, es claro?¿Cuenta una historia?
  2. Emociones: ¿Las transmite?. Es ese factor que hace difícil olvidar una imagen.
  3. Interés: ¿La imagen llama nuestra atención?¿Por qué motivo?

Seguramente existan otros factores, al fin y al cabo es una evaluación subjetiva. Como siempre, no se pretende decir que en lo expuesto se agotan los parámetros a evaluar.

Resumiendo

A la hora de realizar una crítica, tratar de observar tranquila y detenidamente, dandole el tiempo necesario, liberandonos de cualquier prejuicio y concentrandonos en qué es lo que quizo mostrarnos el autor de la obra. No nos dejemos avasallar por aquello que quremos ver, o “qué hubiera hecho yo en ese caso”. Desapasionadamente lograremos identificar los propósitos del autor y contribuiremos con ideas a nuestra creatividad.

Como siempre, vuestras contribuciones son bien recibidas.