Tarjetas de memoria SD y SDHC

Esta semana tuve la oportunidad de probar cuatro tarjetas de memoria SD y SDHC en mi Nikon D80 para comparar la performance de cada una. La decisión de comprar una u otra marca queda a criterio de cada uno. Yo siempre opté por marcas reconocidas ya que no me gustaría perder recuerdos de un viaje ni mucho menos algún trabajo encomendado por no haber gastado unos dólares más en una tarjeta decente y que me dé seguridad.

La diferencia entre una tarjeta SD y una SDHC ya lo hemos hablado hace un tiempo atrás pero vamos a hacer un poco de repaso.

Las tarjetas SD generalmente miden su performance por X (equis), siendo 1X el equivalente a 150Kb/s. Esta unidad de medida viene de hace un tiempo atrás con las lectoras de CD. Una lectora de CD de 32X significaba que su capacidad de lectura era de aproximadamente 4800Kb/s, algo así como 4.8Mb/s (150 x 32=4800).

En las tarjetas SD esto nos indica la velocidad máxima de escritura/lectura, no sostenida. Esto significa que la tarjeta puede llegar a tener picos de lectura/escritura de datos de hasta 4.8Mb/s en una tarjeta de 32X. Si pensamos que una fotografía de 10Mp puede pesar alrededor de 4Mb, es esperable que la cámara de fotos con una tarjeta SD de 32X demore casi un segundo en guardar cada fotografía aunque puede demorar mucho más ya que, como mencionamos antes, estas velocidades son máximas. Esto implica que la velocidad mínima o promedio puede ser muy inferior. Si bien las cámaras de fotos tienen una memoria intermedia (búfer) que sirve para preguardar las fotos y de ahí escribirlas en la tarjeta, esta memoria es bastante limitada en capacidad y suele llenarse rápidamente cuando hacemos fotografía en ráfagas. Esto produce que la descarga del buffer a la tarjeta de memoria sea lenta debido a la velocidad de escritura de la tarjeta SD. Esta velocidad de descarga de la memoria intermedia a la tarjeta de memoria estará dada por la velocidad de escritura de la tarjeta.

Existen en el mercado tarjetas SD de varias velocidades, llegándose a encontrar de 50X (aprox 7.5Mb/s), 60X (aprox 9Mb/s) y hasta 100X (aprox 15Mb/s) o más. Pero de nuevo el problema radica en que estas velocidades son máximas y no sostenidas y no sabemos cual es la velocidad de escritura sostenida, en el caso de archivos grandes o pesados.

Es ahí donde aparecen las tarjetas SDHC que garantizan velocidades de escritura y lectura mínimas. Encontraremos que están catalogadas por clases. Una tarjeta SDHC clase 1 nos garantiza que tiene una tasa de escritura/lectura mínima de 1Mb/s, una clase 2 de 2Mb/s y así sucesivamente. Hasta el día de hoy las hay hasta clase 10 que nos garantizan de mínima unos 10Mb/s de escritura y lectura.

Han surgido recientemente tarjetas SDXC que llevan al límite no sólo la velocidad de las tarjetas sino sus capacidades, alcanzándo la extremadamente ridícula cifra de los 2Tb (2048 Gigas) teóricos. Pero dejaremos estas tarjetas para más adelante.

Volviendo a lo nuestro, la decisión sobre cual marca comprar es cuestión de cada uno. En lo personal siempre termino comprando Sandisk, Kingston y en una ocasión compré una Transcend SDHC Clase 6. Para hoy vamos a ver una pequeña comparación de ellas, así que paso a presentárselas:

Kingston SD Elite Pro 50X

Kingston SD Elite 50x
Se trata de una tarjeta SD de 1Gb bastánte común y que no tiene nada de especial aparte del nombre “Elite Pro”. Es comúnmente utilizada en cualquier tipo de dispositivo (Handhelds, o cámaras compactas) que no requieran demasiada velocidad de escritura. Si bien tiene una buena tasa de lectura/escritura, no es la ideal para cámaras de grandes prestaciones ya que estaremos muy limitados para disparar en ráfagas y debido a la lentitud de la tarjeta la cámara se volverá inoperable durante unos cuantos segundos. Sus 50X declarados nos dicen que esta tarjeta tiene una tasa de escritura/lectura máxima de 7.5Mb/s aproximados.

Sandisk SDHC Clase 2

Sandisk SDHC Clase_2
Gracias a la agencia de Sandisk que nos dió esta tarjeta para hacer algunas pruebas. Se trata de una SDHC Clase 2 de 16Gb. No es de las más rápidas pero viene bien para compararla con el resto. Como vimos anteriormente, que esta tarjeta sea clase 2 significa que nos brinda de mínima 2Mb/s de escritura/lectura garantizada. Algo lenta para una cámara como la Nikon D80 que genera fotos de 4Mb promedio en JPG y 8Mb para RAW. A 2Mb/s tardaría unos 6 segundos en grabar un JPG+RAW (4Mb del JPG, 8 del RAW a 2Mb/S = 6s). De nuevo, estas velocidades son mínimas, pero no sabemos de antemano cuanto de máxima.

Transcend SDHC Clase 6

Transcend SDHC Clase 6
Esta tarjeta la compré para un viaje de vacaciones. Necesitaba tener buena capacidad y ya que estábamos porque no velocidad?. Para ese momento una tarjeta clase 10 era muy cara así que opté por una clase 6 que me brindaba una buena velocidad de escritura/lectura garantizada (6Mb/s de mínima) y una buena capacidad (4Gb). Es una de las tarjetas que más utilizo por la comodidad de no tener que andar cambiando de tarjetas ya que no se llena tan rápido. Si lo que necesito es velocidad de escritura siempre tengo a mano mi caballito de batalla. Se trata de la…

Sandisk SD Extreme III

Sandisk SD Extreme III
De las cuatro tarjetas que vamos a analizar aquí es la más rápida y se nota. La compré con la cámara a un muy buen precio. No tiene mucha capacidad (1Gb) pero su velocidad de escritura y lectura le hacen honor a su nombre “Extreme”. Por lo que pude investigar tiene una capacidad de lectura/escritura de 20Mb/s, pero como no es SDHC no son de mínima (de lo contrario sería una clase 20!). Sin embargo es realmente notable su velocidad y es hoy en día, luego de casi 3 años de uso, una de mis tarjetas más rápidas.

Comparativa de velocidad

Vamos a lo que nos interesa. ¿Cuál de estas tarjetas tiene mejor performance?. Los resultados ya son un poco obvios si leyeron todo lo que puse hasta aquí. Para los que llegaron hasta acá, veamos los resultados.

Performance de Tarjetas de Memoria SD y SDHC

Podemos ver como la Sandisk Extreme III supera ampliamente a las demás. Con una tasa de escritura y lectura de casi 18Mb/s dejando a la Transcend SDHC clase 6 bastante lejos.

Es interesante recalcar lo siguiente de los resultado:

  • Obviamente la velocidad de la Sandisk Extreme III. Seguramente adquiera una de mayor capacidad en estos días. Es una muy buena tarjeta para equipos réflex de grandes prestaciones.
  • La performance de la Transcend SDHC que cumple con lo que promete. Mínimo 6Mb/s garantizados, llegando casi al doble de lo anunciado, unos 12Mb/s.
  • La Performance de la Kingston Elite Pro 50X. Recordemos que al decir que es 50X debería llegar a los 7.5Mb/s. Y no sólo llega sino que se trepa hasta los 8Mb/s.
  • La Sandisk SDHC Clase 2 cumple con lo que promete. Nos garantizan 2Mb/s y llega casi hasta los 3Mb/s. La diferencia con la Transcend que casi duplica su velocidad no la vemos en esta Sandisk.
  • La medición de este test fué realizado con una Macbook Pro de 13, XBench y un multilector Kingston MediaReader (Lectura máxima de 30Mb/s y escritura máxima de 23Mb/s)

Conclusiones sobre las tarjetas de memoria:

No hay que pensarlo demasiado. Vale la pena tener una buena tarjeta de memoria, rápida y que nos de confianza. Kingston y Sandisk son mis dos marcas de preferencia. Transcend se ganó su lugar pero aún así prefiero las otras dos, con un poco más de cariño hacia Sandisk. Creo que hacen productos de muy buena calidad pensando realmente en cada nicho. Para el mundo de la fotografía tienen tarjetas específicamente pensadas para ese fin. También lo hacen para video, música, etc.

Vale la pena tener una tarjeta de memoria rápida especialmente cuando queremos disparar en modo ráfaga para intentar capturar “ese” momento. Si la tarjeta es lenta seguramente obtengamos la posibilidad de disparar 4 o 5 fotos rápidas en 2 segundos (gracias al búfer de la cámara) y luego una foto cada 2 o 3 segundos. Teniendo una tarjeta rápida nos aseguramos de poder seguir disparando en menores intervalos de tiempo y asegurarnos el poder capturar el momento. Definitivamente la Sandisk Extreme III es la mejor pareja para mi equipo y seguramente lo sea para muchos equipos similares. Su precio no es el más bajo pero vale la pena pagar la diferencia.

Un consejo que siempre me gusta dar es que es preferible tener varias tarjetas de menor capacidad a una de gran capacidad. Esto es tener, por ejemplo, dos tarjetas de 4Gb en vez de una de 8Gb. Esto es porque si se nos llega a romper la tarjeta de 8Gb perderíamos todas las fotos. En cambio en el otro caso sólo perderíamos la mitad. Si bien hoy en día es raro que esto suceda, prefiero no poner a prueba mi suerte.

Como perlita les dejo este video donde podrán ver la velocidad de captura que tiene la Nikon D80 con las diferentes tarjetas. Presten especial atención a como con la Sandisk Extreme III no se traba y como con la Sandisk SDHC Clase 2 y la Kingston Elite Pro de 50X se “ahoga”. Esto sucede por lo que comentamos anteriormente. Al tener una velocidad reducida de escritura, la cámara no puede seguir sacando fotos hasta no haber descargado la memoria intermedia en la tarjeta de memoria.