Una ayuda disponible en nuestras cámaras que no muchos conocen.

Nos puede ayudar mucho y mejorar nuestra performance fotográfica, veamos de qué se trata.

El programa de Auto ISO o ISO Automático, nos permite tener mayor control de nuestros disparos y a la vez tener un mayor índice de imágenes a conservar. Normalmente se cree que este tipo de configuraciones se encuentra en los denominados equipos de alta gama, pero no es tan así. La Nikon D40 lo tiene. Si disponemos de tales beneficios a nuestra disposición, ¿por qué no aprovecharlos?

¿Qué es?

Es una configuración que podemos fijar en nuestras cámaras, con el fin de indicar ciertos límites en los parámetros de operación que queremos mantener, en términos de sensibilidad ISO y velocidad de obturación.

En términos prácticos…

A dichos fines y los de ejemplificar este artículo, identificaremos dos grupos de usuarios que sacarán provecho de esta característica. Sin perjuicio de que existirán muchos otros, que quizás también lo harán de distinta manera o circunstancias.

Fotografía de Deportes

Es sabido que en este tipo de fotografía en general, debemos congelar la imagen, con lo cual estamos diciendo tecnicamente: mantener velocidades de obturación altas, digamos 1/1000. ¿Cuántas veces descartamos imágenes que estaban nada mas que “movidas” por no haber advertido modificar nuestra velocidad o no haber acertado con ella, en ese instante crítico que tanto esperamos?

Pues bien el Auto ISO viene en nuestra ayuda. Veamos cómo configurarlo (de acuerdo a la Nikon D40, que es la máquina que poseo).

Vamos al menú de:

Configuración Personalizada > Opcíon 10 ISO Autom. (ático)

Empecemos por abajo: Veloc.(idad) Obturac.(ión) mín.(ima): allí elegimos la velocídad mínima que al menos queremos conservar, es decir aquella por debajo de la cual preferimos no disparar. Digamos 1/1000. Lamentablemente la D40 la máxima velocidad mínima de obturación seleccionable es 1/125, deberemos conformarnos con ella. En máquinas como la D90, las velocidades disponibles son más amplias. Pero no todo está perdido…

… en Sensibilidad Máxima seleccionamos la ISO máxima por encima de la cual no queremos que la cámara se ajuste. La D40 tiene sólo 3 opciones 400, 800 y 1600. Por ejemplo yo uso 800, porque no quiero que los programas elegidos por el equipo configuren un ISO mayor a 800 para mantener a raya el ruido de la imagen.

Finalmente para terminar de confirmar nuestra configuración personalizada le damos Ok a Activado.

¿Que hará la cámara? Pues buscará el mejor programa disponiblepara el ISO configurado en el menú principal de la máquina (el que vemos cuando la encendemos). Si no puede encontrar un valor adecuado de parámetros para ese ISO, digamos 200, ajustará automaticamente el ISO para encontrar una exposición óptima, incluso ajustará la intensidad del flash en caso de que lo activemos. En los modos P y A, la sensibilidad solamente se ajustará si la velocidad configurada en Velocidad de Obturación Mínima puede producir subexposición.

Estas opciones de configuración sólo funcionan en los modos P, S, A y M.

Fotografía de Vacaciones o Tours

¿Cuántas veces nos perdimos fotos por tan solo por haber salido movidas cuando vamos recorriendo lugares en un bus de tour?. Pues bien para ello podemos ajustar la configuración como si estuviéramos haciendo fotos de deportes. ¿Pero qué pasa si nos bajamos del bus y entramos en un museo, donde las condiciones de luz nos cambian, no tan solo con el exterior sino dentro de las distintas salas del museo?. Nuestros ojos se adecuan porque el cuerpo humano es una máquina maravillosa, pero nuestro humilde equipo fotográfico no lo es. Y aún más nosotros mismos nos olvidamos de volver a revisar la configuración del equipo para ajustarlo debidamente debido a que el guía nos apura.

Bien aquí debemos prestarle más atención a la sensibilidad ISO. Quizás debamos configurarla para que llegue a ISO 1600 en nuestras D40. Pero todo dependerá de las condiciones existentes.

Así es que, de esta manera por más que nos olvidemos de modificar el ISO en nuestra cámara dejandolo en 200 cuando queremos hacer una foto en una catacumba, nuestra fiel compañera realizará el trabajo por nosotros, perdonando nuestros errores.

Así a la vuelta de nuestras salidas fotograficas tendremos seguramente menos fotos “borrosas” por el movimiento y/o oscuras por la falta de luz debido a un mal ajuste de la sensibilidad.

¿Cómo sabemos que la configuración está haciendo su trabajo?. Al no poder mantener los seteos “nativos” los modificará indicando tanto en la pantalla como en el display interno de la cámara (el que se ve por el ocular) “ISO-A” parapadeando.

Consideraciones finales

Siempre es bueno estar en control, ajustando nosotros mismos los parámetros. Estas configuraciones ayudan.

Recordar la regla de ajuste de la velocidad mínima de acuerdo a la longitud focal de nuestro lente. La primera es la inversa de este último… Pero para sujetos casi estáticos. Si hay mucha dinámica, no olvidar ajustar a la velocidad adecuada, al menos 1/500.

En condiciones de poca luz, aún con longitudes focales relativamente cortas, los lentes VR o con dispositivos de estabilización ayudan mucho. Un lente 18-55 VR disminuye, en mi experiencia personal, al menos 2 f-stop. No olvidemos conectarlos, sobre todo en condiciones de poca luz o de longitudes focales largas.