El día Martes 19 de Diciembre nos juntamos a comer un asadito en lo del Tano de Villa Domínico, que vive en Villa Ballester.

La tormenta amenazó con ahogarnos los choripanes pero gracias al ingenioso anfitrión que armó todo tempranito pudimos tener una hermosa velada, deglutiendo sendos embutidos, colita de cuadril, cerveza, vino y un festín de ensaladas.