He estado fascinado por los mercados de partes de teléfonos celulares en Shenzhen, China por un tiempo. Había caminado a través de ellos un montón de veces, pero todavía no entendía las cosas básicas, como la forma en que estaban organizados o que estaba comprando todas estas partes y lo que estaban haciendo con ellas. Así que cuando alguien se preguntó si podría construir un smartphone comprando las partes sueltas en el mercados, pensé en la oportunidad de meterme de lleno y entender cómo funciona todo. Finalmente, me senté durante nueve meses, y realicé el proyecto de armar un iPhone 6S con partes sueltas del mercado.

Increíble historia.