Increíble lo que logró Google y el MIT al desarrollar un algoritmo que entiende que cosa es el fondo y que cosa es el reflejo tomando muestras de una foto de diferentes ángulos. Les permite luego procesar el input y discriminar el fondo del reflejo y permite mostrarlos a ambos por separado.

Puede llegar a ser muy interesante para fines de criminalística.